Lilianne Plome, Ministra de Desarrollo en Holanda Donald Trump
Lilianne Plome, Ministra de Desarrollo en Holanda / Donald Trump

La ministra socialista Liliane Ploumen, (Partido del Trabajo), ha propuesto la creación de un fondo internacional para que las mujeres puedan abortar, como respuesta a la decisión del presidente Trump, de prohibir el uso de fondos del Gobierno estadounidense para subvencionar a grupos pro-aborto en el extranjero.

¿Qué justificación da la ministra holandesa?

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Que es preciso contrarrestar la medida de Trump porque “tendrá profundas consecuencias. Prohibir el aborto no dará lugar a un menor número de abortos, provocará más prácticas irresponsables en la clandestinidad y un mayor número de muertes entre las madres”.

Exactamente la misma excusa que dieron quienes alentaron las leyes despenalizadoras del aborto: es preciso legalizarlo para evitar el elevado número de abortos clandestinos. Sin embargo lo único para lo que ha servido esa legislación es para disparar el número de muertes en el vientre materno.

Ploumen recuerda que, según el grupo Marie Stopes Internacional, la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, provocará 6,5 millones de embarazos no deseados, 2,2 millones de abortos peligrosos y la muerte de 21.700 madres durante los próximos cuatro años.

La compañía Marie Stopes que criticó la iniciativa de Trump, usa el dinero que recibe del Gobierno para promover el aborto y para enriquecer a sus ejecutivos

Pero la fuente que cita Ploumen es interesada y nada imparcial porque da la casualidad de que Marie Stopes es una compañía proaborto británica que se lucra con el siniestro negocio. Como Actuall publicó recientemente, Marie Stopes usó las ayudas que da el gobierno del Reino Unido para enriquecer a sus ejecutivos.

Cada año, Marie Stopes recibe por parte del Reino Unido 58 millones de dólares para “ayudas a la caridad”, pero bien es sabido que estas ayudas las utiliza, por una parte, para promover el aborto y los anticonceptivos en países subdesarrollados y por otra, para pagar a sus directivos importes millonarios.

Ploumen quiere negociar con sus homólogos y crear un fondo internacional que proporcione “buena formación, anticonceptivos y aborto” a las mujeres que lo necesiten.

Lilianne Ploumen: “Debemos compensar en todo lo posible ese golpe financiero con un fondo al que gobiernos, empresas y organizaciones puedan donar”

“Debemos compensar en todo lo posible ese golpe financiero con un fondo de amplia base, al que gobiernos, empresas y organizaciones de la sociedad civil puedan donar”, explica.
Asimismo, pide cooperación para “hacer posible que las mujeres sigan teniendo el control de su propio cuerpo”.

La semana pasada, Trump firmó una orden ejecutiva que prohíbe el uso de fondos del Gobierno para subvencionar a grupos que practiquen o asesoren sobre el aborto en el extranjero, una política republicana que data de la década de 1980 y que su predecesor, Barack Obama, había cancelado.

Estados Unidos destinaba cerca de 544 millones de dólares en asistencia a la planificación familiar en todo el mundo, según datos de la Agencia de Cooperación Internacional de Estados Unidos (USAID).

Holanda es uno de los países de Occidente donde más se desprecia la vida humana: Tanto con el aborto como con la eutanasia

Holanda es uno de los países de Occidente donde más se desprecia la vida humana. Tanto con  el aborto como con la eutanasia. El protocolo de Groningen permite aplicar esta última a recién nacidos. De hecho, más de 650 bebés que nacieron con enfermedades graves fueron ejecutados por los propios facultativos. 

Y el Gobierno ya ha propuesto extender el suicidio asistido a quienes simplemente estén cansados de vivir, aunque no estén enfermos. Así lo pidieron recientemente los ministros de Sanidad y Justicia al Parlamento neerlandés.

Una medida pensada, sobre todo, para los mayores de edad, una poblacion creciente en un país envejecido y con un elevado número de ancianos que viven solos.

No es extraño que con esta mentalidad propia de la cultura de la muerte, el Gobierno de los Países Bajos trate de contrarrestar las medidas pro-natalistas y anti-aborto de la nueva Administración estadounidense.

También te puede interesar: 

Holanda devora a sus hijos: el ‘protocolo de Groningen’ permite matar a recién nacidos

Comentarios

Comentarios

Compartir
Terminando el grado de Periodismo en el Centro Universitario Villanueva. Previamente ha cursado estudios de Administración de Empresas y de Relaciones Internacionales. Natural de Talavera de la Reina, ha trabajado en el mundo de la comunicación desde los 18 años, en ámbitos muy distintos: desde la comunicación de los Showing Film Awards hasta el portal informativo Cuv3. Le gusta leer, las series americanas y el voluntariado.