La niña de cinco años Tafida Raqeeb, que estuvo en coma durante meses, salió de cuidados intensivos en un hospital de Italia, a donde llegó en octubre pasado después de una batalla legal que la salvó de morir en el Reino Unido.

El 15 de octubre de 2019 Tafida Raqeeb, una niña de cinco años que estaba en estado de coma, arribó a Italia para seguir su tratamiento en el Instituto Gaslini de Génova, hospital que ofreció recibirla luego que el Royal Hospital de Londres anunció que le retiraría el soporte vital.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según informó el diario británico The Guardian el 8 de enero, el director del área de cuidados intensivos neonatales del hospital genovés, Andrea Moscatelli, dijo en rueda de prensa que “Tafida ya no necesita cuidados intensivos”.

Tafida estaba en coma desde el 9 de febrero de 2019 tras sufrir una malformación arteriovenosa que provocó el estallido de un vaso sanguíneo en su cerebro. Los médicos ingleses indicaron que cualquier tratamiento era inútil, sin embargo la niña musulmana de cinco años siempre ha mantenido cierta consciencia y solo necesita un respirador.

Moscatelli dijo también en la rueda de prensa que “en casos de daños neurológicos muy graves como estos, el pronóstico es prácticamente imposible. Lo sabremos con el tiempo”.

El médico dijo que ahora trabajan para mejorar las funciones vitales de la pequeña para permitir que pueda salir del hospital. “Esto haría posible que se alimente y tenga respiración asistida en casa”, resaltó.

En la rueda de prensa de ayer, la madre de la niña, Shelina Begum, destacó que “hoy es un día extremadamente especial para nosotros porque Tafida finalmente está fuera de cuidados intensivos”.

Resaltó que con esto queda claro que “la opinión expresada por los médicos británicos ante el tribunal superior y el propio pronóstico que realizaron han demostrado ser incorrectos”.

“La transferencia de la pequeña Tafida a un hospital para los cuidados de rehabilitación es prueba de que siempre se debe defender la vida y que toda persona tiene el derecho de ser cuidada y ayudada. Es un ejemplo sorprendente de por qué estamos contra toda forma de eutanasia, una veloz y económica vía de salida con apariencia de eficiente y conveniente”, indicaron Toni Brandi y Jacopo Coghe, presidente y vicepresidente de Pro Vita & Famiglia, a través de un comunicado con fecha 8 de enero.

“Ahora toca también el retiro parcial de la ventilación asistida, una victoria que enseña a todos el valor de la vida humana, de una sola vida salvada, que vale siempre todo esfuerzo y toda lucha posible”, resaltaron.

 “Esta niña tan tenaz y acogida por el amor de sus padres, que nunca perdieron la esperanza, junto a una red de personas que han luchado a su lado con energía y esfuerzo para sostener su vida contra toda previsión nefasta, representa a todos los débiles que queremos defender de las garras de quien trabaja por soluciones de muerte y no de cura”, señala el texto.

“Tafida somos nosotros y Tafida es un mensaje para nosotros”, concluyeron.

CitizenGO lanzó en julio la campaña de firmas online “Let Tafida Raqeeb go to Italy” (Dejen que Tafida Raqeeb vaya a Italia) que reunió más de 279 mil firmas que fueron dirigidas a la Alta Dirección del Royal London Hospital y al Barts Health NHS Trust (fideicomiso del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido que dirige cinco hospitales de Londres, entre ellos el Royal London Hospital) para que permitieran trasladar a la menor.

* Publicado originalmente en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios