La pequeña Tafida Raqeeb emprende esta tarde el viaje que puede salvarle la vida. Su destino, el Instituto Gaslini de Génova, Italia, que ofreció sus servicios cuando el Royal Hospital de Londres quería retirar el respirador a la pequeña. 

Tafida había sufrido una hemorragia cerebral que la postró en cama hace algunos meses. El pronóstico de los médicos ingleses dejaba entrever que Tafida no lo superaría, pero el hecho es que la niña de cinco años mantiene cierta consciencia, y solo precisa de un respirador para vivir. 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El grado de discrepancia entre médicos y la familia fue tal que se interpusieron sendas demandas en los tribunales británicos: una del hospital para retirar el respirador, otra de la familia, para que se diera el alta a la niña, y se la dejase marchar a Italia.

CitizenGO puso en marcha inmediatamente una campaña de recogida de firmas que reunió casi 279.000 apoyos en todo el mundo, y se organizaron varias vigilias en Londres, Madrid, Argentina, Colombia, Francia, Alemania, Polonia, o EEUU, en las que los ciudadanos mostraron su cercanía con el drama vivido por esta familia de inmigrantes en Reino Unido. También se publicaron anuncios en prensa y un representante de la plataforma internacional habló sobre este asunto en la Consejo de derechos Humanos de la ONU.

 Finalmente, el juez MacDonald del Tribunal de Londres fallaba el pasado jueves 2 de octubre, que la familia era libre de llevársela a Italia.

El abogado de la familia resumía a la salida del tribunal lo que la campaña ha supuesto para esta causa: “El apoyo recibido por la familia ha sido muy significativo, esencial para ayudarles, incluyendo la ayuda financiera en un juicio tan caro como este”. 

Recibimiento en Génova

El hospital italiano ya está preparado para recibir a Tafida y a su familia. La asociación Giuristi per la Vita ha iniciado los trámites para darle la nacionalidad italiana a la pequeña. La directora de Campañas de CitizenGO en Reino Unido, Caroline Farrow sigue entusiasmada su evolución. Al salir del tribunal dijo “Una vez más, la importancia de la dignidad de la vida se ha demostrado, y desde CitizenGO celebramos que el Alto Tribunal haya permitido a Tafida Raqeeb continuar su tratamiento en Italia”.

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios