Cecile Richards, presidenta de Planned Parenthood.
Cecile Richards, presidenta de Planned Parenthood.

Tras 12 años dirigiendo la mayor organización abortiva, Cecile Richards parece que va a anunciar su marcha de Planned Parenthood.

El anuncio podría producirse en las próximas semanas.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La organización que ella supervisa y dirige cuenta con más de 600 centros en Estados Unidos y ha provocado más de 300.000 abortos anuales sólo en Estados Unidos -un aborto cada minuto u medio-, lo que le generaba 543 millones de dólares de ingresos por parte del Gobierno por tasas, de lo que ella percibía actualmente cerca de un millón de dólares anuales de sueldo -poco para tanta muerte-.

Pese a que Planned Parenthood ha tratado de limpiar su imagen y vender ante la opinión pública que su negocio de abortos sólo representa el 3% de sus servicios, aunque lo cierto es que causa el 30% de los abortos de Estados Unidos. Aquí hay un vídeo que explica los juegos matemáticos que hace Planned Parenthood para engañar a la gente.

Sin embargo, desde Planned Parenthood siempre han querido insistir en que sus centros ofrecen cuidados prenatales para contrarrestar su imagen de organización meramente abortista, pero una investigación que realizó Live Action en enero de 2017, mostró cómo sus abortorios son, casi exclusivamente, abortorios.

Tras llamar o visitar a casi 100 centros, en el 95% les dijeron que ellos hacían abortos y no realizaban cuidados prenatales.

Su presidenta Cecile Richards en numerosas ocasiones ha justificado la existencia de Planned Parenthood por el servicio que ofrece a muchas mujeres sin recursos de cuidados prenatales, aunque parece que ella misma no conoce lo que hace su organización.


Aunque numerosas personas provida se han alegrado de esta noticia, como ha dicho el padre Frank Pavone, director nacional de Sacerdote por la Vida, «el problema no está en quién dirige Planned Parenthood, sino el entramado criminal y corrupto que es la organización en sí».

Durante el mandato de Obama, Richards encontró en la Casa Blanca un aliado, aunque con la llegada de Donald Trump al poder las voces de alarma han saltado en Planned Parenthood.

Richards debe enfrentarse a investigaciones por parte de Live Action y Center for Medical Progress que revelaba la intención de la organización de cubrir casos de abuso sexual a menores o de venta de partes de fetos abortados para obtener un beneficio.

Hay que recordar que Planned Parenthood fue fundada por Margaret Sanger, una defensora de la eugenesia y racista, que llegó a participar en encuentros del Ku Klux Klan, y escribió que «quería exterminar a la población negra».

También te puede interesar:

La abortera Cecile Richards, poder en la sombra de Hillary Clinton

Comentarios

Comentarios