El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario de Instituciones Públicas, Juan Carlos Girauta / EFE
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario de Instituciones Públicas, Juan Carlos Girauta / EFE

Los expertos que forman el grupo de estudio interdisciplinar Vida Digna proponen ocho mejoras a la Ley de Derechos y Garantías de la Persona en el Proceso Final de la Vida propuesta por Ciudadanos, que, a su juicio, “es un cóctel legal que abre la puerta a la eutanasia”.

Para Carlos Álvarez, portavoz de la entidad, la propuesta de Ciudadanos se caracteriza por “la ambigüedad en su redacción”, lo que provoca el riesgo de abrir la puerta a la eutanasia encubierta.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Álvarez señala que “esta proposición de ley considera el ordenamiento jurídico como único límite de la voluntad del paciente, dejando un vacío a situaciones que no regula el ordenamiento jurídico y sí la deontología médica (lex artis)”.

A su juicio, “una norma centrada en satisfacer el deseo del paciente puede llevar a que el profesional se inhiba o le abandone ante su decisión, sea cual sea. Esto puede darse por miedo a que se le apliquen las sanciones por obstaculizar o impedir la decisión del paciente”.

Ciudadanos y Podemos, caras de la misma moneda

Álvarez señala además que la proposición de Ley del final de la vida presentada por Podemos y rechazada hace una semana, tenía como objeto derogar el artículo 143 del Código Penal y la proposición de ley de Ciudadanos, a su vez, tiene como objetivo suprimir el artículo 11.3 de la Ley de Autonomía del Paciente.

A su juicio, “Podemos pretendía cambiar el ordenamiento jurídico despenalizando la eutanasia y el suicidio asistido. Ciudadanos quiere atentar contra la deontología profesional. Ambos son las dos caras de la misma moneda, pues modifican el ordenamiento jurídico en lo que se refiere al cuidado de la vida humana”.

Estas son sus ocho propuestas:

1.- Hidratación y nutrición no puden ser suspendidas

Los expertos sostienen que la hidratación o nutrición del paciente han de ser considerados “cuidados básicos ordinarios” y, por tanto, no deberían poder suspenderse alegando el “derecho a la toma de decisiones”.

El portavoz de VIDAdigna recuerda que en España se han producido dos casos (el de Ramona Estévez en Andalucía y el de Andrea Lago en Galicia) de muerte de pacientes por retiradas de alimentación e hidratación adecuadas, a petición de las familias, bajo el amparo de leyes autonómicas que pretenden regular una ”muerte digna”.

2.- Debe prevalecer el criterio médico y la lex artis

Cuando las instrucciones previas de los pacientes sean contrarias a la buena práctica médica (lex artis), los miembros de Vidadigna proponen que el criterio médico sea respetado. Álvarez advierte de que la lex artis “debe prevalecer porque una cosa es permitir la muerte y otra, muy distinta, es causarla”.

De aprobarse el texto propuesto por Ciudadanos, se suprimiría la referencia a la buena práctica médica como criterio prevalente para tomar decisiones que contradigan el documento de instrucciones previas dado por el paciente. “En virtud de esta proposición de ley, un médico deberá cumplir las instrucciones previas aunque su buen hacer médico dicte lo contrario”, subrayan los expertos.

PACIENTES Y MÉDICOS HAN DE IR DE LA MANO EQUILIBRANDO LA VOLUNTAD DE LOS PRIMEROS Y LA CORRECTA PUESTA EN JUEGO DEL SABER DE LOS SEGUNDOS

3.- Protección del criterio médico ante peticiones equívocas

A juicio de VIDAdigna es preciso proteger al médico frente a instrucciones poco claras a cargo de los pacientes o sus familiares en el cso de que éste no haya dejado instrucciones previas o no pueda manifestar su voluntad.

Según la propuesta del partido liderado por Albert Rivera, es médico está obligado a admitir peticiones equívocas del paciente o sus representantes que no estén conformes con la buena práctica médica.

4.- Autonomía del paciente y lex artis, conjugadas

El grupo multidisciplinar de expertos señala la necesidad de que a futura ley “concilie adecuadamente la defensa y garantía de la autonomía del paciente, teniendo en cuenta sus preferencias con la buena práctica médica exigible a todo médico”.

Pacientes y médicos han de ir de la mano equilibrando la voluntad de los primeros y la correcta puesta en juego del saber de los segundos.

 5.- Eliminar sanciones coactivas a los médicos

Desde VIDAdigna se propone eliminar la disposición, bajo amenaza de sanción por infracción “muy grave”, que obliga a los profesionales sanitarios que intervienen en el proceso final de la vida humana a asumir de forma acrítica cualquier deseo del paciente o familiar.

VIDADIGNA RECLAMA QUE LOS CUIDADOS PALIATIVOS “CONSTITUYAN UN APARTADO SUSTANCIAL” DE LA PROPOSICIÓN DE LEY IMPULSADA POR CIUDADANOS

6.-  Protección del carácter de los centros públicos y privados

La propuesta de Ciudadanos prevé obligar a todos los centros sanitarios, con independencia de su titularidad, a someterse “de manera absoluta” a la voluntad de los pacientes.

VIDAdigna propone que esta disposición sea eliminada, en defensa de las líneas de trabajo propias de todos los centros, en especial de las privadas. De esta manera se salvaguardaría, por ejemplo, la labor de centros especializados en acompañar a los pacientes al final de la vida alejados de concepciones eutanásicas.

7.- El médico no puede incapacitar al paciente

Tal y como se recoge ahora en el articulado de la proposición de ley impulsada por Ciudadanos, los médicos tendrían capacidad para determinar la incapacidad de sus pacientes y, por tanto, activar protocolos de eutanasia activa a su parecer.

A juicio de VIDAdigna, estas disposiciones legales ponen “en situación de riesgo de eutanasia encubierta” a los pacientes frente a médicos o profesionales sanitarios partidarios de esta práctica.

8.- Refuerzo de los cuidados paliativos 

La propuesta de Ciudadanos recoge de manera insuficiente la necesidad de cuidados paliativos para que “constituyan un apartado sustancial” de la proposición de ley.

 

También te puede interesar: 

La emotiva carta de una enferma terminal de cáncer en contra de la eutanasia

 

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".