Charlie Gard
Charlie Gard, en su cama del hospital Great Ormond, de Londres. /Daily Mail

El pequeño Charlie Gard ha sido bautizado por un ministro presbiteriano y ahora sus padres confían en que pronto su hijo esté tranquilo «en las manos y el amor de Dios».

Así lo ha confirmado el reverendo Patrick Mahoney a través de un vídeo en Facebook poco después de que los padres, Chris Gard y Connie Yates, anunciaran que era demasiado tarde para su hijo y que cesaban la batalla legal que tenían por trasladar a Charlie a EEUU.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

«Si el Great Ormond Street Hospital hubiera permitido este tratamiento hace meses, cuando Connie y Chris lo solicitaran, las probabilidades de que recuperación de Charlie hubiesen sido mucho más altas», recordaba el reverendo Mahoney en el vídeo, según recoge LifeSite.

Pero las críticas del hombre que acababa de bautizar al pequeño de los Gard no cesaron ahí, y continuó diciendo que «si este prestigioso hospital hubiera escuchado a los padres, y les hubiera honrado, entonces no estaríamos en la situación que nos ocupa hoy».

Y es que Mahoney terminó por hacer una disertación sobre los derechos de los padres, el papel de los Estados y lo que es mejor para los hijos, en este vídeo en inglés que se ha hecho viral.

No puede ir a casa

Pero las malas noticias volvieron a llegar del Tribunal. Este martes la madre acudió a pedir que permitiesen llevarse a su hijo a casa a morir, pero el juez y el hospital no están por la labor.

Esgrimen el sistema de ventilación como causa para no permitir a Charlie morir en casa con sus padres

El centro médico ha trasladado al juez la imposibilidad de que el menor pueda regresar a casa en sus últimos momentos argumentando que el sistema de ventilación asistida que requiere sólo puede ser facilitado en sus instalaciones.

Este miércoles vuelven en un último intento a suplicar que les permitan despedirse de su hijo en su hogar, e incluso las enfermeras que han cuidado a Charlie en el hospital se han ofrecido a hacerlo gratis en la casa, pero parece que esta batalla tampoco la van a poder ganar.

 

También te puede interesar: 

Testigo directo/ Demasiado tarde para Charlie Gard

 

 

Comentarios

Comentarios