La fundadora de Planned Parenthood Margaret Sanger junto a la directora del gigante abortista Cecile Richards
La fundadora de Planned Parenthood Margaret Sanger junto a la directora del gigante abortista Cecile Richards

Planned Parenthood trata de hacer de su fundadora, Margaret Sanger, una especie de heroína de los derechos de la mujer, una pionera de los “derechos reproductivos”, una heroína. En definitiva, una suerte de canonización -sangrienta- de la industria del aborto.

En su web, Planned Parenthood presenta a Sanger como un dechado de compasión hacia las mujeres, en especial hacia las más pobres, a las que ha libertado de la “esclavitud” de la maternidad.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Bajo el oropel con el que tratan de adornar a la fundadora, lo que hay es dolor, muerte, desesperanza y ruina vital. Alrededor de 900 abortos diarios de media sólo en los Estados Unidos levantan acta, con crueldad, de la verdad que esconde el mito de Margaret Sanger.

Susan Michelle-Hanson ha desmontando para LifeNews los cinco mitos principales atribuidos a Sanger.

la inmensa mayoría de los seres humanos en desarrollo intrauterino que cruzan sus puertas terminan triturados y succionados por un aspirador

Mito 1.- Sanger redujo la necesidad del aborto como método de planificación familiar

Lejos de disminuir el número de abortos, la labor de Planned Parenthood lo que ha hecho es multiplicarlos ad infinitum. En el último medio siglo, Planned Parenthood ha sido dirtectamente responsable de la muerte de siete millones de seres humanos, abortados antes de nacer.

En la actualidad, subraya LifeNews. Planned Parenthood acapara en solitario el 35% del mercado del aborto en los Estados Unidos. Entre otras cosas, porque expide certificados a sus trabajadores si superan el número de abortos realizados respecto al periodo anterior de facturación.

Mito 2.- Sanger ha salvado muchas vidas de mujeres y niños.

No es una ironía, sino cuando menos un sarcasmo, que uno de los mayores proveedores de aborto asegure que su fundadora salva vidas. De hecho, la inmensa mayoría de los seres humanos en desarrollo intrauterino que cruzan sus puertas terminan triturados y succionados por un aspirador.

Luego, com ha demostrado David Daleiden, venden sus partes en un mercado tan negro como la forma de obtener el “producto”.

No solo eso. Además de los más de 300.000 seres humanos cuya vida ha sido truncada en los quirófanos de Planned Parenthood cada año, también algunas de las madres resultan muertas, o al menos deben ser evacuadas de urgencia por encontyrarse en riesgo de morir. 

En los últimos seis años, sólo el abortorio de la marca iniciada por Sanger situado en Sant Louis, Missouri, ha enviado a un verdadero establecimiento sanitario a 65 mujeres que se sometían a un aborto. 

Mito 3.- Sanger acercó el control de natalidad a las mujeres pobres, negras e inmigrantes.

Técnicamente se pude decir que Planned Parenthood no miente en este punto. Pero lo que se esconde tras este objetivo, está conectado con la agenda eugenésica, aquella que desprecia a determinados seres humanos por determinadas características.

Sí lo expresaba ella misma en 1929 en la revista Birth Control Review:

Antes de que los eugenistas y otros que trabajan por el mejoramiento racial puedan tener éxito, primero deben despejar el camino al control de la natalidad. Al igual que los defensores del control de la natalidad, los eugenistas, por ejemplo, están tratando de ayudar a la raza hacia la eliminación de los no aptos. Ambos buscan un solo fin, pero ponen énfasis en diferentes métodos.

Los eugenistas hacen hincapié en el apareamiento de parejas sanas con el propósito consciente de producir hijos sanos, la esterilización de los no aptos para impedir que poblen el mundo con su especie y quizás estén de acuerdo con nosotros en que la anticoncepción es una medida necesaria entre las masas del trabajadores, donde los salarios no se corresponden con el crecimiento de la familia y sus necesidades en materia de alimentación, vestimenta, vivienda, atención médica, educación y similares.

No son pocas las voces que han denunciado que el aborto es la forma más brutal de racismo en los Estados Unidos. De hecho, la mayoría de los establecimientos de Planned Parenthood están  en barrios desfavorecidos donde moran principalmente minorías raciales.

Sanger: “Esas hierbas humanas obstruyen el camino, drenan las energías y los recursos de esta pequeña tierra. Debemos despejar el camino para un mundo mejor; debemos cultivar nuestro jardín”

Mito 4.- Sanger trabajó por el fortalecimiento de la familia nuclear.

En su libro, ‘La mujer y la nueva raza’, Margaret Sanger explicaba su concepto del control de la natalidad: “A menudo denunciado como una violación de la ley natural, no  es ni más ni menos que la facilitación del proceso de eliminación de los ineptos, de mpedir el nacimiento de los defectuosos o de aquellos que se convertirán en defectuosos”.

Nada más lejano al concepto de familia nuclear, abierta a la vida, acogedora, donde se ama a todos por el hecho de ser, sin más requisitos. De hecho, Sanger ha contribuido a destruir la familia nuclear.

Mito 5.- Sanger ha contribuido a aumentar el bienestar y la salud de todos, las familias y las comunidades.

Como es obvio, su creación, la International Planned Parenthood Federation, un gigante de la industria del aborto, no ha provocado ningún bienestar a nadie. La propia Sanger, en uno de sus escritos, se encarga de desmentir a sus propios hagiógrafos:

El control de la natalidad no es sólo un problema individual; no es sólo una cuestión nacional, sino que concierne a todo el mundo, el destino último de la raza humana. En su último libro, el Sr. [H.G.] Wells habla de las vidas sin sentido y sin objetivo que atestan este mundo nuestro, hordas de personas que nacen, que viven, pero que no han hecho absolutamente nada para avanzar la raza un ápice. Sus vidas son repeticiones sin esperanza. Todo lo que han dicho ha sido dicho antes; todo lo que han hecho se ha hecho mejor antes. Esas hierbas humanas obstruyen el camino, drenan las energías y los recursos de esta pequeña tierra. Debemos despejar el camino para un mundo mejor; debemos cultivar nuestro jardín.

Si por algo ha de ser recordada Sanger no es por una falsa preocupación por la mujer, por el milagro de la maternidad o por los más desfavorecidos. Su legado es digno de llenar pághinas y págionas, pero de terror, muerte y desesperación.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.