Un grupo de médicos realizando una operación / San Diego Red

El Senado del estado de Oklahoma, Estados Unidos, ha aprobado un Proyecto de Ley para retirar la licencia a aquellos médicos que practiquen un aborto en cualquier circunstancia excepto en un supuesto.

En este sentido, los legisladores han informado que no habrá excepciones para abortos en caso de violación o incesto, así como en embarazos en el que el bebé tenga síndrome de Down o una anomalía genética. Sólo se aceptará que haya aborto cuando la vida de la madre corra peligro. 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Además, en el caso de que se les revocara la licencia, los médicos no tendrían el derecho de volver a solicitarla o renovarla.

Objetivo del Proyecto de Ley: Proteger a los no nacidos

El autor del proyecto de ley, el republicano Natham Dahm ha declarado que “proteger la vida de los no nacidos es una de las funciones centrales del gobierno”.

La Cámara de Representantes del estado tiene una mayoría republicana, que el pasado 21 de abril ha aprobado con abrumadora mayoría el proyecto de ley. Sin embargo, la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, también republicana, todavía no ha dado a conocer si firmará el documento.

La aprobación de este nuevo proyecto, según informa la prensa estadounidense, es el primer paso para que el estado prohíba totalmente el aborto. Oklahoma, en la que ya solamente quedan dos centros abortistas, forma parte de aquellos estados que se han rebelado contra la multinacional abortista Planned Parenthood.

Estados Unidos abraza la causa provida

De este modo en paralelo a otras iniciativas que tienen la finalidad de conseguir el aborto cero en Estados Unidos, muchos gobernadores, ‘representantes’, alcaldes, aun no pudiendo legalmente abolir el aborto están contribuyendo a salvar vidas por ‘la vía administrativa’.

En enero de 2015 el abortista el Instituto Guttmacher alertaba en su informe anual que ya había «27 Estados hostiles al aborto, de los cuales 18 eran muy hostiles», señalando que entre 2010 y 2014:

  • Han sido aprobadas 231 leyes provida.
  • Más de la mitad del país está bajo una jurisdicción que protege más la vida de los hijos y de las madres.
  • 27 estados han presentado restricciones fuertes al aborto, 18 de ellos con más de cinco leyes provida.
  • En 2014 se han presentado 341 proyectos de ley para defender la vida, aunque sólo se han convertido, por ahora, en ley 26 de ellos.

El número de abortos ha disminuido considerablemente, y el de la clínicas abortistas más aún. Por ejemplo:

  • En Dakota del Norte, el congreso estatal prohíbe cualquier tipo de aborto, en cualquier supuesto, en cuanto se oiga un latido (6 semanas). Un simple ecógrafo vaginal se convierte en el mejor escudo en manos de los provida.
  • En Dakota del Sur se aprobó la House Bill 1237, que obligaba a las mujeres a pedir consejo y esperar 72 horas sin contar fines de semana y festivos (es decir 3 días). Los abortistas se quejan y vaticinan que esa ley hará desaparecer el aborto en el Estado
  • En Kansas, también una ley de “derecho a conocer“, como la de Dakota del Sur pero de 24 horas y además prohibe aquellos abortos en los que el nino pueda experimentar dolor.
  • Arkansas también se acoge a la ley de “dolor fetal” y obliga a realizar y visionar un ultrasonido abdomilan.
  • Virginia dicta una ley que exige que las puertas de los abortorios tengan el mismo ancho que las de cualquier centro quirúrgico, y los centros abortistas van cayendo como chinches
  • Mississipi decide que los ‘practicantes de aborto’ tengan un certificado emitido en un centro educativo superior del propio estado: cierran todas los abortorios.

Comentarios

Comentarios