Desmembración de un bebé durante un aborto / Youtube
Desmembración de un bebé durante un aborto / Youtube

Los médicos que se niegan a practicar el aborto cada vez sufren más acoso y discriminación en el trabajo, según ha informado la Asociación Médica Británica (BMA) durante una sesión en el Parlamento de Reino Unido. Los profesionales sanitarios se quejan de las dificultades que sufren en el trabajo por tener una posición contraria al aborto.

Estas objeciones están provocando que los médicos se enfrenten a techos de cristal en el ámbito salarial y a que se les niegue un ascenso profesional si se siguen negando a realizar abortos. El grupo parlamentario provida ha presentado un informe con pruebas que apoyan estas acusaciones, tal y como recoge el diario Daily Mail.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La investigación parlamentaria destaca también la presión a la que son sometidos los médicos “de manera generalizada” para realizar abortos. La BMA ha denunciado este problema ante los parlamentarios britanicos para que se trabaje y refuerce el funcionamiento de la objeción de conciencia integrada en la Ley del Aborto de 1967.

No se respeta la objeción de conciencia

La cláusula de esta ley que contempla la objeción de conciencia establece que “ninguna persona se verá obligada, ya sea por contrato o por cualquier otro requisito legal de cualquier tipo, a participar en cualquier procedimiento relacionado con el aborto permitido por esta ley”.

Sin embargo, la investigación realizada ha advertido que la cláusula no está siendo respetada. El informe asegura que existe “una presión generalizada y creciente en los profesionales de la salud para participar en la práctica del aborto”. Los parlamentarios provida sostienen que esto se debe al cumplimiento insuficiente de la legislación vigente.

El informe revela que se niegan ascensos a aquellos médicos que se acogen a la objeción de conciencia. También se les niega el acceso a especialidades como ginecología u obstetricia. El Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos, que se negó a colaborar en la investigación, ha sido duramente criticado por desarrollar políticas que discriminan a los estudiantes que se niegan a contemplar el aborto como una opción.

“Muchos médicos se han quejado por el acoso y la discriminación que sufren como consecuencia a negarse a practicar abortos”, ha afirmado la Asociación Médica Británica

La Asociación Médica Británica asegura en su informe que “muchos médicos se han quejado por el acoso y la discriminación que sufren como consecuencia a negarse a practicar abortos”. Fiona Bruce, presidenta del grupo parlamentario provida, ha reiterado la necesidad de tomar medidas para proteger a todos los profesionales de la salud.

Este informe revela pruebas suficientes sobre el acoso, la discriminación y el maltrato que reciben médicos y otros profesionales de la salud como resultado de ejercer su derecho legal a la objeción de conciencia”, dicen desde BMA.

Incluso Ann Furedi, directora de BPAS, la mayor cadena privada de clínicas abortivas en Reino Unido, ha dicho que en su organización se permite a los médicos acogerse a la objeción de conciencia. “Su punto de vista es respetado y son capaces de atender perfectamente a aquellos pacientes que en conciencia pueden tratar”, ha asegurado Furedi.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Empezó estudiando ADE y acabó en Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos. Periodista vocacional y lector voraz. Anteriormente en Worth Sapiens Consultants.