El bebé se encuentra en el centro médico desde hace 12 meses y los médicos han pedido a los Tribunales poder retirarle la respiración artificial. / Facebook de la familia
El bebé se encuentra en el centro médico desde hace 12 meses y los médicos han pedido a los Tribunales poder retirarle la respiración artificial. / Facebook de la familia

Los padres de Alfie Evans, el nuevo Charlie Gard, continúan con su batalla para poder mantener con vida a hijo y llevarle a otro centro médico donde les den un diagnóstico y alguna posibilidad de cura.

Pese a que hace dos semanas el juez le dio la razón al hospital Alder Hey y le permitió desconectar del respirador al pequeño Alfie, sus padres presentaron un Recurso de Amparo ante la sentencia y la Corte de Apelación responderá el próximo martes.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El deseo de Thomas y Kate Evans es poder seguir buscando durante unos meses más una cura para su hijo, y en eso consiste su lucha, tal y como han manifestado a los tres jueces que constituyen el tribunal. Por ese motivo, el abogado defensor ha pedido que rechacen la petición del hospital que continúa afirmando que el tratamiento que ahora está recibiendo Alfie es «inútil».

«Morirá en la lucha, pero morirá como un héroe. Millones de personas la considerarán una muerte noble y heroica», ha insistido el abogado de la familia

Durante la apelación la familia de Alfie ha pedido permiso para transferir a Alfie a otro centro -el hospital Bambino Gesú, en Roma, se ofreció a recibir al niño y ofrecer un diagnóstico y busca una posible cura-, consciente de los riesgos que supone el traslado.

«Están luchando para disponer de unos meses más para seguir buscando opciones. Esta es una postura que millones de padres de todo el mundo adoptarían», ha afirmado su abogado. «Morirá en la lucha, pero morirá como un héroe. Millones de personas la considerarán una muerte noble y heroica», ha insistido.

De esa manera se ha manifestado también Thomas Evans, el padre de Alfie, al afirmar que «si Alfie muere en el viaje, morirá como un héroe. Morirá como un soldado. Merece vivir, merece que le podemos llevar a otro sitio y cualquier opción. Siempre tengo esperanza«.

Alfie Evans junto a su padre en el hospital de Liverpool
Alfie Evans junto a su padre en el hospital de Liverpool.

Desde el hospital siguen insistiendo en que por los daños que presenta Alfie, el trasladarle a otro centro puede causarle la muerte, sin tener en cuenta que ese destino es el que le espera si le quitan la respiración artificial, y que los padres lo que buscan es un último intento por mantenerle con vida.

El pequeño Alfie ha pasado 16 de sus 21 meses de vida en el hospital Alder Hey desde que fue ingresado por un posible desorden metabólico -el centro nunca dio un diagnóstico-. Meses después, el centro solicitó que le retiraran la custodia a los padres a fin de poder quitarle la respiración artificial ya que consideraban su «calidad de vida» no era tolerable y consideraban que su vida era «inútil». Desde entonce sus padres han estado luchando en los Tribunales para poder llevarse a su hijo del hospital a otro centro donde les pudieran ofrecer un diagnóstico y una posible cura.

También te puede interesar:

Otro Charlie Gard/ El juez condena a morir a Alfie Evans, pese a la objeción de sus padres

Comentarios

Comentarios