El diputado de la Asamblea de Madrid y secretario de la asociación Familia y Dignidad Humana, Luis Peral, denuncia hoy en el diario ABC que un buen número de países desarrollados intentan «condicionar, desde hace años, su cooperación al desarrollo a que por parte de los países beneficiarios se legalice el aborto como un derecho».

Esta situación, «denunciada continuamente por parlamentarios de África y Lationamérica», coloca a los dirigentes de estos países «ante un verdadero dilema moral: aceptar la legalizar el aborto en contra de sus convicciones o privar a sus países de una ayuda al desarrollo que tanto necesitan», segíun denuncia Peral en su artículo titulado «Cooperación al desarrollo, aborto y dignidad humana».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El parlamentario español, conocido por su defensa de la vida humana a lo largo de su trayectoria,  subraya que «crece el rechazo en otros continentes a este nuevo imperialismo cultural que intenta trasladar a otros países la ingeniería social de Occidente».

Tomando palabras del congresista norteamericano Jeff Fortenberry, Peral recuerda que «estamos ante una forma neocolonialismo impulsada por algunos países de Occidente que trasladan sus debates ideológicos a países menos desarrollados, indicándoles cuantos hijos deben tener, cómo deben educarlos e imponiéndoles legalizar y promover el aborto si quieren recibir fondos de cooperación al desarrollo».

Además, subraya que esto provoca rechazo en la opinión pública de muchos países menos desarrollados: «Muchos ciudadanos consideran que estas políticas constituyen una injerencia inadmisible que atenta contra convicciones éticas, religiosas, valores y usos sociales».

Peral recuerda que la Iniciativa Ciudadana Europea One of US, apoyada por cerca de dos millones de ciudadanos de toda la UE, reclama, además de que no se consientan ni financien investigaciones que presupongan o favorezcan la destrucción de embriones humanos y que la ayuda comunitaria al desarrollo nopudea utilizarse para financiar el aborto.

Comentarios

Comentarios