La madre de alquiler decidió continuar pese a las presiones para que abortara.
La madre de alquiler decidió continuar pese a las presiones para que abortara.

La joven madre de alquiler recibió presiones por parte de los médicos para que abortara después de que diagnosticaran al bebé una enfermedad cardíaca congénita -síndrome del corazón izquierdo hipoplásico- con tan solo 16 semanas de gestación.

Señaló que los padres biológicos del niño se negaron a pagar los costes médicos -en Estados Unidos la sanidad no es universal- tras negarse ella a abortar al bebé, informa WFAA.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Decidió no darse por vencida y acudió a un abogado, consiguiendo la intervención de la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Dallas y también de la Oficina del Procurador General de Texas.

Su batalla dio sus frutos: finalmente tuvo al bebé, que nació por cesárea, y los padres biológicos aceptaron someterle a la operación quirúrgica que le salvó la vida.

La historia de esta mujer es digna de alabanza.

Decidió ofrecerse como vientre de alquiler tras haber tenido previamente un embarazo difícil y no planificado de dos gemelos. Hoy, dice, le traen una vida plena.

“A los veinte años y sin idea de cómo podía pagar o cuidar a los gemelos, elegí darles vida. Esa decisión fue la mejor decisión que he tomado. Mis hijos han sido mi mayor bendición y mi mayor tesoro”.

Las madres de alquiler tienen pocos derechos legales una vez dan a luz

El paso para ser madre de alquiler lo considera como “una forma de brindar esperanza a esas parejas que no pueden ser padres de manera natural”.

Por eso, argumenta, lo que más le dolió fue que los mismos padres biológicos decidieron de primera mano abortar a su futuro hijo pese a su enfermedad cardíaca.

La amenaza de perder la asistencia médica la llevó a conseguir un abogado. Sin embargo, las madres de alquiler tienen pocos derechos legales una vez dan a luz.

A pesar de que ella daría a luz al bebé, sus padres podrían todavía elegir dejarlo morir en lugar de someterlo a una cirugía para corregir el defecto cardíaco.

Michael Snipes, primer asistente del fiscal del distrito, señalo que hicieron todo lo que pudieron “para salvar la vida del bebé”.

Imagen del síndrome del corazón izquierdo hipoplásico.
Imagen del síndrome del corazón izquierdo hipoplásico.

Finalmente, el pasado 21 de diciembre la madre dio a luz en el hospital Medical City Dallas y los padres decidieron curar a su hijo recién nacido.

El síndrome del corazón izquierdo hipoplásico puede tener complicaciones de por vida pero con una serie de tres cirugías durante la primera infancia se mejora drásticamente la tasa de supervivencia del recién nacido. Sin la operación, la esperanza de vida apenas pasa de las primeras semanas, según recoge LifeNews.

También te puede interesar:

Vientres de alquiler: carta abierta a Ciudadanos de una madre de 10 hijos

Comentarios

Comentarios