Javier Maroto / EFE

El vicesecretario de Sectorial del Partido Popular, Javier Maroto, ha reconocido que durante el Congreso Nacional que el PP celebrará este 11 y 12 de febrero se debatirán los vientres de alquiler, un método ilegal en España al que el Gobierno se había opuesto, hasta ahora.

Maroto ha logrado que el debate se introduzca en el partido, que había rechazado de plano este opción ya que no contemplaba ningún cambio en la ley. Pero el vicesecretario, redactor de una de las enmiendas a favor de esta práctica, ha torcido el brazo popular.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Para este diputado, que logró que el presidente Mariano Rajoy acudiese a su boda homosexual, es importante regular la situación porque el año pasado llegaron más ninos a España por vientres de alquiler que por la adopción internacional, según afirmó el Los Desayunos de TVE.

«La maternidad subrogada ha permitido tener hijos a muchas familias con garantías protegiendo a los progenitores y a los ninos», insistía Maroto, quien además afirmó que se ha «demostrado que tienen un carácter altruista».

En cuanto a las críticas contra las mafias que se crean alrededor de los vientres de alquiler -como ‘granjas humanas’ en las que tiene a mujeres dando a luz para ricos en Occidente-, el diputado tiene clara su defensa: «De igual forma que en algunos países existen granjas de mujeres para adopciones y la respuesta de las democracias occidentales no es prohibir la adopción internacional, sino regular para evitar que esas situaciones se produzcan, lo mismo cuando hay otras situaciones que no gustan y es necesario regularlas».

Méndez: «No constituyen una forma más de reproducción asistida ni se trata de un progreso o avance social»

Pero no todos están a favor de lo que se conoce también como maternidad subrogada. Como ejemplo destacado y líder contraria a ellos se encuentra Lourdes Méndez, quien ha interpuesto una enmienda en su contra.

La ex diputada y ex portavoz de Política Social del PP en el Congreso alude que «no constituye una forma más de reproducción asistida ni se trata de un progreso o avance social. Por el contrario, es una nueva forma de explotación que atenta contra la dignidad tanto del nino como de la madre, abusando del estado de necesidad en que se encuentran mujeres jovenes en situación de pobreza».

También te puede interesar:

¿Qué sucede si el nino es Down? Actuall se cuela en la feria del vientre de alquiler de Madrid

Comentarios

Comentarios