El abortista de Planned Parenthood dijo a la madre que si el bebé sobrevivía al aborto "le rompería el cuello".

Dieciocho miembros del Congreso publicaron este viernes una carta en la que se instaba al Departamento de Justicia de los Estados Unidos a que continuará investigando iniciada las prácticas criminales por parte de Planned Parenthood en relación con el comercio ilegal de órganos de bebes abortados.

La carta fue dada a conocer por el congresista Mike Johnson. El informe que se comenzó a hacer en diciembre de 2016 ya evidenció con facturas y otras pruebas las prácticas que llevaba a cabo el mayor abortorio de Estados Unidos, según informa InfoCatólica.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El congresista Johnson, en la carta al Procurador General Jeff Sessions, señaló que el Informe Final del 2016 fue emitido durante el periodo de transición presidencial, cuando el personal del Departamento de Justicia estaba en movimiento, y “ahora merece una acción rápida”.

“Debemos hacer todo lo que está a nuestro alcance para detener esta horrible práctica”

El comunicado de prensa de Johnson dijo: “Los negocios que se están haciendo para transferir y vender las partes del cuerpo de los bebés no nacidos no solo son impactantes, sino ilegales. Debemos hacer todo lo que está a nuestro alcance para detener esta horrible práctica y proteger la santidad de la vida humana”.

Benjamin Clapper, Director Ejecutivo de Louisiana Derecho a la Vida, explicó: “La evidencia descubierta parece proporcionar un gran conjunto de razones para investigar a Planned Parenthood Gulf Coast por la venta ilegal de los cuerpos de bebés abortados”.

“Es poco ético e ilegal para cualquier proveedor de aborto inducir a las mujeres embarazadas todavía indecisas”

Dorinda C. Bordlee, abogada del Fondo de Defensa de Bioética, dijo que su organización redacta una legislación modelo para prohibir esta práctica en la ley estatal: “Es poco ético e ilegal para cualquier proveedor de aborto inducir a las mujeres embarazadas todavía indecisas a firmar los formularios de consentimiento para permitir que el tejido de su hijo abortado se utilice para la investigación”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.