Mike Pence, durante su intervención en la Marcha de la Vida de Washington en enero de 2017
Mike Pence, durante su intervención en la Marcha de la Vida de Washington en enero de 2017

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, hizo uso de su calidad de presidente del Senado para romper el empate en la Cámara Alta y eliminar una norma que obligaba a los estados de la unión a proveer de ciertos fondos a los negocios del aborto.

Las senadoras republicanas Lisa Murkowski (Alaska) y Susan Collins (Maine) se alinearon con toda la bancada demócrata para oponerse a la medida, de manera que Pence tuvo que deshacer el empate a 50 para revertir así dicha regulación, impulsada por el Gobierno del expresidente Barack Obama.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Bajo la Constitución estadounidense, el vicepresidente también actúa como presidente del Senado y tiene el poder de romper esos empates, informa EFE.

La propuesta, que debe ser ratificada por el Congreso, deroga un reglamento de Obama que obliga a los estados a distribuir dinero federal para fomentar la contracepción

«No descansaremos hasta que restauremos una cultura de vida en Estados Unidos para nosotros y nuestra posteridad», dijo Pence en su discurso de enero en la Marcha por la Vida en Washington, que se celebra todos los años contra el aborto.

Pence ha sido a lo largo de su carrera un gran defensor del derecho a la vida y acabar con la financiación de los establecimientos abortistas es una de sus prioridades.

La propuesta, que debe ser ratificada ahora por la Cámara de Representantes, derogaría un reglamento del Gobierno de Obama que prohíbe que los estados se nieguen a distribuir dinero federal para fomento de la contracepción («planificación familiar») a aquellos establecimientos que también practiquen abortos.

Es la segunda vez que Pence tiene que romper un empate en la Cámara Alta en poco más de dos meses en el Gobierno, ya que también tuvo que votar a favor de la confirmación de la secretaria de Educación, Betsy Devos, quien enfrentó una dura oposición para llegar al cargo.

El predecesor de Pence, el exvicepresidente Joe Biden, jamás tuvo que hacer uso de esta potestad durante sus ocho años en el cargo.

También te puede interesar:

Casado con la misma mujer 31 años y otros 8 aspectos positivos del ‘vice’ Mike Pence

Comentarios

Comentarios