Moana y Nicole Scherzinger
Moana y Nicole Scherzinger

En un momento en que las celebrities hollywoodienses se posicionan abiertamente y claman en favor del aborto, Nicole Scherzinger hace lo contrario y se declara abiertamente provida. Sin amedrentarse, ha contado sin tapujos que es una firme defensora de la vida.

Nicole Scherzinger, 38 años, fue mundialmente conocida por ser la vocalista del grupo de música pop Pussycat Dolls, pero ahora su voz suena en la gran pantalla, donde dobla a Moana, la protagonista de la última película de Disney, ‘Vaina’.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Sin embargo, la cantante, nacida en Hawai y con una existosa trayectoria, cuenta que tuvo un fuerte dilema moral hace unos meses, cuando le ofrecieron el papel de Penny Johnson en la versión moderna de la película Dirty Dancing que próximamente emitirá la cadena NBC.

La cantante estuvo a punto de rechazar el papel en la película debido a su postura contra el aborto. 

“Estuve a punto de rechazar el papel en Dirty Dancing porque no quería promocionar el aborto”, ha dicho, “pero después pensé… espero que la gente pueda aprender de mí, ser una buena influencia y que los espectadores puedan aprender con mi personaje”.

Las razón es que en la versión original de Dirty Dancing de 1987, su personaje, Penny, aborta después de quedarse embarazada de su compañero de baile, Robbie, por lo que en esta nueva versión ella tendría que interpretar a Penny y el aborto. 

Finalmente Scherzinger decidió aceptar el papel e interpretar a la personaje que aborta para poder dar testimonio y contar su propia historia.

En una entrevista en el Daily Mail, Scherzinger revela que el motivo que está detrás de su ideología provida: ella mismo pudo ser abortada.

“Mi madre se quedó embarazada de mí cuando tenía 17 años y me tuvo cuando tenía 18 años”, admitió Scherzinger. Sin embargo, “eligió que yo viviera”.

“Estuve a punto de rechazar el papel en Dirty Dancing porque no quería promocionar el aborto”

La cantante todavía le agradece a sus abuelos su presencia en este mundo ya que que, según cuenta, ellos fueron los responsables. “Mis abuelos nunca hubieran dejado abortar a mi madre”, dice Scherzinger.

Ahora cuenta que su progenitora le dice: “Yo salí adelante con tu embarazo, así que sólo espero que sepas animar a todas las mujeres a tener a tus bebés.”

Scherzinger explica que además de su propia opinión y postura provida, en su familia todos se oponen al aborto, y que esa fue otra de las razones por las que tuvo dudas de si aceptar el papel.

‘Mi abuelo era pastor protestante y crecí en la iglesia. Rezo mucho“, dice. La cantante reza antes de cada actuación, y ella solía hacer un rato de oración antes de los conciertos con las Pussycat Dolls.

“Mis padres” -cuando habla de sus padres se refiere a su madre hawaiana-rusa, Rosemary, y su padrastro alemán-americano, Gary Scherzinger – son muy estrictos”. “Mi familia es muy dura contra el aborto”, aclara.

En un principio la animaron a rechazar el papel en Dirty Dancing pero enseguida cambiaron su opinión porque su abuelo rezó y vio que era “lo que su nieta estaba destinada a hacer en su carrera como actriz”.

Me dí cuenta de que yo podía ser la voz provida de este mundo hostil”, dijo, “que podría arrojar algo de luz sobre el tema con mi ejemplo y testimonio sin necesidad de sermonear.”

La decisión de Scherzinger contrasta totalmente con las de otras actrices de Hollywood que se jactan de haber abortado. A principios de este año, la actriz estaounidense Amy Brenneman contaba su historia abortista al tiempo que reconocía que abortar le había “devuelto la vida”, Natasha Leggero dijo que el aborto es “cool” y Martha Plimpton lucía sin vergüenza un vestido abortista para la campaña #ShoutYourAbortion.

@privateshannon @marthaplimpton #prints

Una foto publicada por Amy Sedaris (@amysedaris) el

Además de cantar para Pussycat Dolls y, más recientemente, para Disney’s Moana (un éxito de taquilla), Scherzinger ha aparecido en programas como How I Met Your Mother y películas incluyendo Men in Black 3. También compitió en Dancing with the Stars y fue jueza de The X Factor.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Salmantina de nacimiento y madrileña de adopción pero con multitud de vivencias repartidas entre todos los lugares que he tenido la suerte de conocer. Cuento la historia mientras voy escribiendo la mía propia. Aprendí en la Agencia EFE, conocí la cultura oriental terminando la carrera en China y he descubierto que el mundo no tiene fronteras trabajando para la Misión Permanente de España ante las Naciones Unidas, en Nueva York. Estudié Periodismo y Administración y Dirección de Empresas y creo firmemente que detrás de cada realidad hay un porqué. Quiero contarlo. Siempre bajo una máxima: la verdad nos hace libres.