Collage de Andrew Scheer y Justin Trudeau
Collage de Andrew Scheer y Justin Trudeau

Canadá es uno de los paradigmas del Nuevo Orden Mundial, un país que se autodestruye lenta y gradualmente mediante leyes de ingeniería social que van directamente contra la familia y la vida.

Legalizó el suicidio asistido en 2016 y se cobró solo en medio año más de 700 víctimas.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Fue uno de los primeros países en legalizar el matrimonio homosexual y el lobby LGTB tiene tanto poder sobre las autoridades que éstas han llegado al extremo de proponer una ley para que el himno nacional sea de “género neutro”.

Pero esto es casi una fruslería comparada con un fallo del Tribunal Supremo que considera que muchos actos sexuales con animales, es decir, de bestialismo o  zoofilia, son legales en el país.

El único límite que ponen los jueces es la penetración.  Es decir, cualquier relación entre un hombre y su perro está avalada por la Justicia canadiense. 

Scheer es católico como Trudeau, pero sin componendas con la Ideología de Género o la cultura de la muerte

Todo ello avalado por el actual primer ministro, el liberal Justin Trudeau, de 47 años, católico, educado en los jesuitas –e hijo de otro premier, Pierre Elliott Trudeau- pero que se ha plegado completamente a los dictados de la cultura abortista y anti-familia.

Hasta ahora… porque a Trudeau le ha salido un rival que podría ponerle en un aprieto en las elecciones de 2019 (el liberal ganó las celebradas en octubre de 2015).

Se trata del nuevo líder conservador, Andrew Scheer, de 38 años, que ha derrotado (por la mínima) a quien se postulaba como favorito Maxime Bernier.

La peculiaridad de Scheer es que es pro-familia, y anti-LGTB. Y católico como Trudeau, pero sin componendas con la ingeniería social.

Es inequívocamente pro-vida. Cuando fue diputado y presidente de la Cámara  luchaba por limitar el aborto. Y en la reciente marcha por la vida de Ottawa se significó al criticar severamente la agenda proabortista del premier Trudeau.

No obstante, el líder conservador no impondrá directrices pro-vida en el partido, de suerte que respetará el voto en conciencia de cada diputado. Aunque su intención es impulsar leyes que limiten la muerte de bebés en el seno materno.

Scheer está además en contra de la eutanasia. Votó en contra de la ley C-14 que aprobaba el suicidio asistido en Canadá.

Y quiere favorecer a la familia y a la natalidad: si llega al poder propondrá más ayudas a la maternidad y a las familias, como núcleo de la sociedad, mediante incentivos fiscales.

Él mismo predica con el ejemplo, ya que está felizmente casado y tiene cinco hijos. Y lleva a gala ser católico prácticante: va a misa todos los domingos.

La ley de matrimonio homosexual “es detestable para mí…y para todos los miembros de cada comunidad de fe” llegó a decir Scheer

En lo referente a la Ideología de Género, Scheer se parece bastante a Trump, porque es contrario al matrimonio homosexual –llegó a decir que la norma  “es detestable para mí…y para todos los miembros de cada comunidad de fe”.

Pero, igual que Trump no va a tocar la ley federal norteamericana del ‘gaymonio’, parece que Scheer tampoco daría marcha atrás con la ley canadiense, si llega al poder.

Queda aún mucho para la próxima cita de Canadá con las urnas, pero está claro que si Trudeau se parece a Obama, su futuro rival tiene más de un punto de similitud con Donald Trump.

También te puede interesar:

Canadá, la autodestrucción de un país infectado por el virus de la ideología de género

 

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.