El obispo de Vic (Barcelona), Romà Casanova, afirma que el aborto es «un genocidio», advierte de que la sociedad «llorará por los hijos que hemos matado» y critica a los padres que posponen el bautizo de sus hijos para cuando sean mayores.

En su glosa semanal que ha hecho pública este jueves el Obispado de Vic, titulada «El bautismo de los ninos», Casanova recuerda que las fiestas navideñas de estos días «tienen un tono muy familiar» en las que «los ninos son los grandes protagonistas».

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

«¡Qué diferentes son las fiestas navideñas si hay o no hay ninos!, exclama el prelado vicense, que recuerda que también es diferente la vida familiar sin ninos.

«Los que son generosos experimentan ahora, pero más en el futuro, el gran don de los hijos»

«Aunque el pensamiento dominante que promueve el individualismo y el hedonismo es rebelde a la presencia de ninos en los matrimonios y familias, retrasando su nacimiento, reduciendo el número o excluyéndolos, los que son generosos experimentan ahora, pero más en el futuro, el gran don de los hijos», argumenta Casanova.

El obispo advierte de que «en el futuro nuestra sociedad llorará por los hijos que no están; los hijos que no hemos querido y, aún más, los hijos que hemos matado con el ‘genocidio’ del aborto», informa EFE.

«Los hijos son un don del Señor para las familias, para la Iglesia, para el mundo, que pide responsabilidad», añade monseñor Casanova.

En este sentido, el obispo de Vic defiende que los ninos tienen que ser bautizados «para su salvación» y señala que «la Iglesia, desde sus orígenes, ha bautizado a los hijos de padres cristianos» y que «los padres y la comunidad cristiana son responsables de iniciar a estos ninos en la fe recibida».

«La práctica de posponer el bautizo, para que los ninos puedan decidir, no se aviene con la naturaleza sagrada y la responsabilidad de los padres», critica el obispo, que se pregunta: Si un padre da a sus hijos lo mejor, ¿cómo podrá negarles la gracia del bautismo?».

Comentarios

Comentarios