Una ecografia ayuda a la mujer embarazada a conocer la verdad de la vida que lleva dentro /Actuall
Una ecografia ayuda a la mujer embarazada a conocer la verdad de la vida que lleva dentro /Actuall

El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, restableció el pasado 23 de enero la llamada «Política de la Ciudad de México», una política introducida y sostenida por los presidentes Reagan, Bush padre y Bush hijo, y abolida por los presidentes Clinton y Obama.

La «Política de la Ciudad de México» establece que ninguna financiación procedente de los contribuyentes de los Estados Unidos debe ir a organizaciones internacionales o extranjeras que realicen o promuevan el aborto.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Pero ahora, en respuesta a esta decisión estadounidense, la ministra holandesa de Comercio Exterior y Cooperación para el Desarrollo, Lilianne Ploumen, ha lanzado una iniciativa para financiar organizaciones internacionales de aborto bajo el nombre de «Ella decide».

Lilianne Ploumen
Lilianne Ploumena, ministra holandesa de Comercio Exterior y Cooperación para el Desarrollo.

El gobierno holandés está lanzando un fondo internacional de aborto para «contrarrestar» la prohibición del presidente Donald Trump

Ploumen anunció el martes que el fondo financiaría proyectos para aumentar el acceso a la contracepción y el aborto, así como la «educación de las mujeres» en los países en desarrollo, según el periódico The Independent.

Países Bajos se ha acercado a otros miembros de la Unión Europea para donar al fondo y tiene la intención de pedir donaciones a los gobiernos no comunitarios, corporaciones e instituciones sociales, informó el miércoles el canal CBC.

Además, según señaló un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, el gobierno holandés ha mantenido discusiones preliminares sobre la iniciativa con otros miembros de la UE que han respondido positivamente.

Las mujeres de los países en desarrollo necesitan cuidados obstétricos esenciales, no el aborto

Ante estos acontecimientos, la Federación One of Us exige que las mujeres deben ser ayudadas, no que se ayude al aborto. Las mujeres de los países en desarrollo necesitan cuidados obstétricos esenciales, no el aborto.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud de 2012 muestran que el 91% de las muertes maternas «son prevenibles». Las mujeres experimentan sufrimiento debido a la escandalosa falta de atención efectiva durante el embarazo y el parto, resultando que 333.000 de ellas mueren anualmente, 99% de las cuales se producen en los países en desarrollo. En el África subsahariana, el riesgo de morir es de uno por cada 31 embarazos. Estas muertes se deben a causas obstétricas directas durante el último trimestre del embarazo, durante el parto y el nacimiento, y una semana después.

Rechazo absoluto al aborto 

En este contexto, el presidente honorario de One of Us, Carlo Casini, ha reiterado que «el Tribunal Europeo de Derechos Humanos nunca ha reconocido el derecho al aborto y ha impuesto a Europa la neutralidad sobre este tema. El Tribunal de Justicia de Luxemburgo declaró la dignidad humana del embrión, desde el momento de la concepción. Ofrecer dinero a organizaciones que hacen propaganda y aplican el aborto en el mundo, significa salir de esta neutralidad, alentar el aborto y violentar el principio de igual dignidad humana que el artículo 2 del Tratado de la UE establece como fundamento de la Unión».

En este sentido, el presidente de la Federación One of Us, Jaime Mayor Oreja, ha señalado que «estas declaraciones y solicitudes de financiación de acciones que amenacen directamente la vida humana no son un derecho, sino una clara violación de nuestros principios democráticos y de la defensa y protección de la vida.»

El exministro del Interior, Jaime Mayor Oreja / One of Us
El exministro del Interior, Jaime Mayor Oreja / One of Us

También ha mostrado su disconformidad, Alex van Vuuren, miembro del Comité Ejecutivo de la Federación One of Us y Director de Asuntos Generales de la organización holandesa Cry for Life, que señala que «es muy preocupante que nuestro gobierno esté exportando “servicios” de aborto a otras naciones».

Comentarios

Comentarios