Planned Parenthood potencia el negocio de los abortos
Planned Parenthood potencia el negocio de los abortos "telemáticos".

Planned Parenthood está de capa caída. Tiene aproximadamente 300 instalaciones menos que en 1995 y durante el año pasado se cerraron otras 27.

Pese a ello, sus informes anuales indican que hay un mínimio constante en las estadísticas. Una de las causas es el método «telemático»: la mujer acude a un centro donde le proporcionan las píldoras o bien es una enfermera la que va a su casa y un médico, vía cámara web, atenderá a la paciente para resolver todas sus dudas. Una vez la mujer ha abortado es ella la encargada de llevar el feto de vuelta al centro.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La empresa plantea abrir 10 nuevos centros de este tipo de abortos este año. En la actualidad hay un total de 24 por todo Estados Unidos aunque evitan dar los datos exactos de dónde se encuentran para evitar que los pro vida acudan para pedir sus cierres, algo que han conseguido de manera sobresaliente gracias a su perseverancia.

Un informe de 2011 de la Administración para los Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos señala que hubo 2.207 complicaciones relacionadas con el uso de la píldora RU-486

Según un artículo de la revista Cosmopolitan, este tipo de abortos son mucho más económicos que los tradicionales pero, sin embargo, suponen un mayor peligro para las mujeres. Por el momento, 19 estados prohíben esta práctica y requieren que las pacientes visiten a un médico en persona antes de someterse a este proceso.

No hay ningún examen físico de la mujer por parte del médico en el otro extremo de la cámara web y, después de administrar las drogas, el paciente probablemente nunca vuelva a ver al médico.

Las píldoras que se suministran son la mifepristona (conocida por el nombre clínico RU-468) y la misoprostol, ambas usadas hasta las 10 semanas de embarazo.

Pese al riesgo evidente, los activistas pro aborto se muestran convencidos de que esta práctica es aún más segura y efectiva que la tradicional pero el riesgo es cuatro veces mayor que los abortos quirúrgicos, según un estudio de la Universidad de Stanford dirigido por el doctor Michael New. Las visitas de seguimiento y las atenciones de urgencias se disparan entre las mujeres que utilizan este método.

Un informe de 2011 de la Administración para los Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (Food and Drug Administration en inglés) señala que hubo 2.207 complicaciones relacionadas con el uso de la píldora RU-486 entre las que se incluyen 14 muertes, 612 hospitalizaciones, 58 embarazos ectópicos, 339 transfusiones de sangre y 256 casos de infección -tan solo en Estados Unidos-.

La Asociación Española de Farmaceúticos Católicos (AEFC) explica que la RU-486, o Mifepristona, es un antagonista de la progesterona. Es decir, su mecanismo de acción es bloquear el efecto biológico de la progesterona.

La progesterona es una hormona necesaria para la anidación del embrión y el desarrollo del feto en las primeras semanas de embarazo

Esa sustancia tiene un claro efecto abortivo. Su acción sobre los tejidos causa una lesión en el endotelio vascular, un incremento en la producción de prostaglandinas, desprendimiento de la mucosa uterina  y un aumento de la contractilidad del músculo uterino. Todo ello provoca un desprendimiento placentario y consiguientemente la muerte del feto de varias semanas de edad ya en ese momento.

Su eficacia en los primeros 50 días de embarazo para impedir tener un hijo se debe a que a partir de esa fecha de embarazo, la placenta produce una elevada cantidad de progesterona que no puede ser antagonizada por la RU-486.

Precisamente por su mecanismo de acción este fármaco lleva consigo grandes problemas éticos, por la agresión contra la vida, al utilizarlo una vez que la mujer ha quedado embarazada. Al no estar carente de efectos secundarios muy importantes, es obvio que no se puede despachar en farmacias, sino que de ser dado, sólo podría administrarse en ambientes hospitalarios.

También te puede interesar: 

Reparten píldoras abortivas mediante drones en países donde el aborto está prohibido

Comentarios

Comentarios