La multinacional abortista Planned Parenthood no sólo viola las leyes estatales con la venta de órganos de bebés abortados , sino que se acaba de descubrir que también lo hace al enviar los cuerpos de estos ninos abortados al vertedero como si fuesen basura, según reconoció el fiscal general del estado, Mike DeWine.

Después de que saliesen a la luz los vídeo del Centro de Progreso Médico (CMP), en los que se veía cómo empleados de Planned Parenthood troceaban y vendían los cuerpos de los ninos abortados, DeWine ordenó una investigación para averiguar si en Ohio se empleaban también esas prácticas, según recoge LifeSite.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Pero el resultado de la investigación ha arrojado datos inesperados, pues aunque la venta ilegal de restos fetales y tejidos corporales sólo se lleva a cabo en los estados de California y Washington, según Planned Parenthood, en Ohio se estarían tirando estos cuerpos al vertedero como si fuesen basura en vez de darles sepultura como marca la ley.

«En el curso de nuestra investigación”, asegura DeWine, “nos enteramos de que los fetos abortados terminan en vertederos, al parecer mezclado con otro tipo de basura residencial”.

«Es importante que el público tenga en cuenta que estas prácticas se llevan a cabo en estas instalaciones Ohio»

Una práctica que viola el Código Administrativo de Ohio 3701-47-05, el cual dice que un «feto deberá ser desechado de una manera humana», puesto que es un ser humano. Por ello, DeWine ya ha escrito una carta al Departamento de Salud de Ohio para que investigue también estos hechos y tome las medidas necesarias.

Para el fiscal general del estado «deshacerse de estos fetos mediante su envío al vertedero es cruel y totalmente inhumano«. Es importante que el público tenga en cuenta que estas prácticas se llevan a cabo en estas instalaciones Ohio», sentenció el exgobernador republicano.

Comentarios

Comentarios