Un centro de Planned Parenthood en Tennesse.
Un centro de Planned Parenthood en Tennesse.

Las empresas Planned Parenthood, Natera, Avon, Mehri & Skalet son algunas de las compañías que llevan por bandera “la defensa de los derechos de las mujeres y que ahora están en el punto de mira al recibir denuncias por discriminación de varias empleadas que se han quedado embarazadas.

Según un artículo de las periodistas Natalie Kitroeff y Jessica Silver-Greenberg, publicado en The New York Times varias mujeres denuncian haberse sentido apartadas por las empresas que las empleaban cuando esperaban un hijo.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Tuve que contener las lágrimas hablando con mujeres embarazadas, diciéndoles que se ocuparan de sus embarazos cuando no podía cuidar de los míos”

Según informa el artículo, Ta’Lisa Hairston , como asistente médica en Planned Parenthood, instaba a las mujeres embarazadas a tomar descansos en el trabajo, mantenerse hidratadas y hacer comidas regulares. Pero cuando ella se quedó embarazada no pudo seguir sus propios consejos. 

El invierno pasado, la Sra. Hairston le dijo al departamento de recursos humanos de la clínica de Planned Parenthood en White Plains, Nueva York, que su alta presión arterial estaba amenazando su embarazo, y envió al departamento varias notas de su enfermera recomendándole que tomara descansos frecuentes. Los gerentes la ignoraron y rara vez le daban tiempo para descansar o para almorzar, según dijo Hairston.

“Tuve que contener las lágrimas hablando con mujeres embarazadas, diciéndoles que se ocuparan de sus embarazos cuando no podía cuidar de los míos”, dijo.

Planned Parenthood es acusada de dejar de lado, destituir o poner en desventaja a las mujeres embarazadas

La discriminación contra las mujeres embarazadas y las nuevas madres sigue siendo algo generalizado en el lugar de trabajo estadounidense, tan generalizado que incluso las organizaciones que se definen a sí mismas como defensoras de las mujeres están luchando con el problema.

Eso incluye a Planned Parenthood, que ha sido acusada de dejar de lado, destituir o de otro modo poner en desventaja a las empleadas embarazadas, según las entrevistas que ha hecho el diario estadounidense con más de una docena de empleados actuales y anteriores.

En entrevistas y documentos legales, las mujeres de Planned Parenthood y otras organizaciones con una tendencia feminista describieron la discriminación que violaba las leyes federales o estatales; por ejemplo, al considerarse el embarazo un problema en las decisiones de contratación o al negarse los descansos recomendados por un médico.

Una empresa que vende pruebas genéticas para embarazas pidió a su empleada que se hiciera pasar por clienta en una compañía rival

Algunos de esos empleadores consideraron a las madres embarazadas acomodadas como caras e inconvenientes. Otros no simpatizaban con los trabajadores que buscaban un tratamiento especial.

En Natera, que vende pruebas genéticas para mujeres embarazadas, dos ex empleadas, Melissa Blain Johnson y Judit Rigo, aseguraron que fueron degradadas mientras estaban en licencia por maternidad. La Sra. Johnson, quien demandó a Natera, también dijo que la dejaron sintiéndose como un “conejillo de indias” cuando su jefe le sugirió que ella y otra empleada embarazada se hicieran pasar por pacientes y fueran examinadas genéticamente por una compañía rival.

Por su parte, la portavoz de Natera aseguró que “El empleo de la señora Johnson en Natera no se vio influenciado de manera inapropiada por su embarazo o la subsiguiente licencia de maternidad y lo mismo sucedió con la señorita Rigo”.

Una ejecutiva de Avon fue despedida cuatro días después de anunciar su embarazo

En Avon, que se llama a sí misma “la compañía de mujeres”, dos empleadas de un laboratorio de pruebas de cosméticos han demandado por ser obligados a manejar sustancias químicas tóxicas durante el embarazo. Una ejecutiva de marketing, Caroline Ruiz, también dijo que fue despedida cuatro días después de anunciar su embarazo. Paige Cali, portavoz de Avon, dijo que la compañía “niega enérgicamente las denuncias de discriminación”.

En Mehri & Skalet, una firma de abogados progresista que demanda a Walmart por discriminación en el embarazo, tres abogadas han acusado a un socio fundador, Cyrus Mehri, de maltrato. Heidi Burakiewicz dijo que Mehri la presionó para que regresara temprano de su permiso por maternidad. A Sandi Farrell se le dijo que participara en una revisión de desempeño durante su baja y fue despedida cuando pidió posponerla. Taryn Wilgus Null dijo que  Mehri cuestionó que no pudiera dejar a su hijo con al cuidado de nadie en una revisión de desempeño después de regresar de la baja por maternidad.

La mayoría de las oficinas de Planned Parenthood no ofrecen licencia de maternidad con sueldo

Por su parte, Mehri ha negado rotundamente las acusaciones y  asegura que nadie ha sido maltratado después de dar a luz. Dijo que la acusación de la Sra. Burakiewicz “es una mentira, clara y simple”, que la Sra. Farrell tuvo problemas de desempeño y que la Sra. Null, ahora abogada en el Departamento de Justicia, malinterpretó sus comentarios.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nacida en Valencia, licenciada en Comunicación y Humanidades, he trabajado como colaboradora en radio y prensa. Mi segunda pasión es la moda. La primera contar historias de verdad (a través del periodismo) y de ficción (a través del teatro). Hice mis pinitos de actriz.