Unos niños sostienen pancartas con mensajes a favor de proteger la vida humana en Polonia.
Unos niños sostienen pancartas con mensajes a favor de proteger la vida humana en Polonia.

Un nuevo intento por parte de diputados polacos favorables al aborto se ha vuelto en su contra y se ha convertido en un nuevo paso para erradicar el aborto en el país.

La diputada del partido Izquierda Unida, Barbara Nowacka, compuesto por una amalgama de partidos de izquierdas entre ellos los Verdes y el Partidos Socialista, ha presentado en el Congreso una propuesta de ley llamada «Salvemos a las mujeres» con la que se quería legalizar el aborto y en la que se negaba la humanidad a los niños no nacidos y se afirmaba que «un conglomerado de células no es un niño».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La mayoría de los parlamentarios han criticado con dureza este intento y tras rechazarlo, han aprobado un proyecto de ley justo en la dirección contraria: restringir más el aborto en el país.

Con la nueva propuesta, se quiere eliminar uno de los cuatro supuestos del aborto -el aborto eugenésico- que están permitidos en la legislación polaca: si los médicos ven un peligro para la vida de la madre, el embarazo por violación, el embarazo por incesto y en caso de que el feto presente alguna malformación.

En Occidente, de media, se mata al 90% de los fetos a los que se les detecta síndrome de Down, llegando casi al 100% en algunos países como Islandia o Dinamarca

Este último supuesto es el que ha provocado que en Occidente, de media, se mate al 90% de los fetos a los que se les detecta síndrome de Down, llegando casi al 100% en algunos países como Islandia o Dinamarca.

Desde el Partido Ley y Justicia se considera que con la propuesta de ley de los partidos de izquierda se pretendía legalizar «el asesinato de niños» y el «infanticidio«, violando así la Constitución de Polonia que garantiza «a todos la protección legal de la vida».

«El Servicio de Salud polaco, con la nueva ley que se apruebe, deberá tratar a las mujeres embarazadas y a sus hijos, buscando lo mejor para el niño enfermo«, han afirmado. «La idea original detrás de los test prenatales se ha distorsionado completamente. En vez de preparar y tratar a padres y doctores para recibir al bebé y ayudarle, hace más sencilla la decisión de exterminarlo», han insistido.

También te puede interesar:

Polonia podría prohibir el aborto en casos de malformación del feto

Comentarios

Comentarios