Mujeres embarazadas
Mujeres embarazadas

Las Comisiones unidas para la Igualdad de Género, de Salud y de Estudios Legislativos del Senado postergaron este 5 de octubre el intento de legalización del aborto desde los 13 años en México, y anunciaron que se realizará un “parlamento abierto” al respecto.

Las comisiones unidas tenían programado el debate y votación de un dictamen que apuntaba a la legalización del aborto en México desde los 13 años y sin el conocimiento ni consentimiento de los padres de las menores. De haber sido aprobado hoy, la iniciativa legislativa habría pasado al Pleno del Senado de México para ser votada el miércoles 7 de octubre.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La iniciativa fue presentada originalmente en marzo de este año por las senadoras Martha Lucía Micher Camarena, Minerva Citlalli Hernández y Jesusa Rodríguez Ramírez, del partido Morena, del presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

El debate en las comisiones unidas evidenció el fracaso del intento de legalizar el aborto velozmente.

https://twitter.com/senadomexicano/status/1313166421757587457?s=20

Al participar en la sesión, la senadora María Soledad Luévano Cantú, también de Morena, advirtió que debatir la legalización del aborto en medio de la pandemia de coronavirus COVID-19, que ha causado más de 80 mil muertes en México, “es irresponsable”.

“No estamos frente a un tema sencillo”, dijo, y señaló que “la legalización del aborto paraliza, divide, confronta, enciende las pasiones”. De seguir con el debate de esta iniciativa, dijo, se provocaría “una gran crispación social y desataremos el caos”, por lo que pidió esperar a “después de que termine la pandemia”.

Por su parte, la senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, del Partido Acción Nacional (PAN), alentó a “que se haga el ejercicio real de parlamento abierto”, pues las que se buscan “no son modificaciones menores”.

Reynoso Sánchez, que subrayó que su postura “es a favor de la vida”, resaltó la necesidad “de un debate serio, de un debate nacional”, y se mostró a favor de que “el tema se posponga”, porque “creo que hay temas prioritarios y más urgentes que al país en estos momentos le preocupan, en medio de la pandemia, de la crisis económica, del fortalecimiento de la salud”.

Incluso la senadora Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, que recordó que “yo estoy a favor de que se despenalice el aborto” y de que “los servicios de salud puedan ofrecer aborto seguro” sin tener “mayores contratiempos a favor de las mujeres, de las niñas, de las adolescentes”, reconoció que “hay que abrir la discusión, hay que ponerle un marco, tiempos, cómo se haría”.

Jesusa Rodríguez defendió su iniciativa, describiéndola como “una reforma a la ley general de salud que va orientada directamente a prevenir muertes maternas, embarazos adolescentes inútiles”.

Según Rodríguez, defensora además de la legalización de la marihuana y opositora a que las personas se alimenten con carne de animales, dijo que “cambia completamente de una familia con sus hijos cuando son deseados y cuando no son deseados. Yo pienso que el primer derecho de una criatura es el derecho a ser deseado y a ser bien recibido”.

La senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado, del PAN, criticó la prisa con la que se buscó votar la iniciativa, que “implica que las niñas de 13 años puedan abortar sin el consentimiento de los padres”, por lo que “sí impulsan el aborto, de cualquier manera. Peor aún, porque lo impulsan en niños”.

“Estoy en contra en que se apruebe en una ley de salud el aborto sin el consentimiento de los padres”, señaló, y apuntó que “el dictamen está mal porque no estamos cuidando realmente la dignidad y los derechos de las pequeñas”.

“Sí hay formas de ayudar a nuestros niños, a nuestras niñas pero no cuando la única salida que se les ofrece es el aborto”, dijo, y advirtió que “esto puede causar graves consecuencias en la vida de una niña y se le tiene que ayudar en lugar de darle como primera opción el aborto”.

En una carta interna a la que tuvo acceso ACI Prensa, el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y Arzobispo de Monterrey, Mons. Rogelio Cabrera López, alentó a todos los arzobispos y obispos del país a que entablen “un respetuoso diálogo –de manera urgente– con los senadores del estado en donde se ubica su Arquidiócesis / Diócesis” para evitar la legalización del aborto desde los 13 años.

En diálogo con ACI Prensa, Rodrigo Iván Cortés, presidente del Frente Nacional por la Familia (FNF), destacó que “hoy prevaleció la vida en el Senado de la República. Nuevamente lo hicimos todos. Se ha logrado parlamento abierto”.

“Esto no quiere decir que está resuelto, sino que sigue la lucha en defensa de la vida hacia esa figura parlamentaria”, dijo.

Con el parlamento abierto se permitirá en el debate de los parlamentarios la participación de organizaciones defensoras de la vida, como de aquellas que buscan la legalización del aborto.

Cortés señaló que las senadoras que buscan la legalización del aborto desde los 13 años “querían dar un ‘albazo’ legislativo, querían por ‘abajito del agua’ sacar una cosa de este tamaño. No pudieron”.

“Por eso es tan importante que nos activemos y estemos al pendiente. Podemos estar hoy por lo menos contentos porque prevaleció la vida y nos vamos a parlamento abierto”, destacó.

Por su parte, Marcial Padilla, director de ConParticipación, destacó que a las impulsoras de la iniciativa de legalización del aborto “se les descarriló la sesión”.

La situación, indicó, “nos deja con la certeza de que sintió la presión de los ciudadanos. Lo más probable es que esta discusión se prolongue. Vamos a seguir atentos”, dijo.

Padilla aseguró que “vamos a hacer que los senadores desechen esa iniciativa. Por el momento hoy sucedió algo que es importante: tuvieron que escucharnos”.

Sin embargo, el presidente del FNF advirtió que este martes 6 de octubre podría votarse la prohibición de las terapias de reorientación sexual en el Senado de México.

Dijo que con esta iniciativa “se le piensa imponer penas de hasta seis años de cárcel a quien no vaya con la ideología de género. Eso es gravísimo también, y por lo tanto tenemos que seguir alzando la voz, y mañana alzaremos la voz en este sentido, porque pueden pasarla mañana”.

No bajemos los brazos, sigamos activos, alcemos la voz, e impidamos, luchemos para que no se nos imponga la ideología de género de manera coercitiva y con seis años de cárcel”, animó.

* Publicado originalmente por David Ramos en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios