La Asociación Española de Abogados Cristianos ha interpuesto una querella contra la organización pro-eutanasia Derecho a Morir Dignamente (DMD) por un presunto delito de asociación ilícita, tipificado en el art. 515.1 del Código Penal.

La organización de juristas ve indicios de este delito en los fines de las actividades de esta organización como la inducción y cooperación al suicidio, la práctica de la eutanasia y delitos contra la salud pública.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Abogados Cristianos recuerda que el presidente de DMD, Fernando Marín, fue condenado por un delito contra la salud pública y otro por cooperación al suicidio.

Polonia Castellanos, presidenta de Abogados Cristianos, señala que “esta organización quiere dar una imagen de solidaridad con personas vulnerables pero, una de las condiciones para ayudar a morir a esas personas, es que paguen periódicamente determinadas cantidades de dinero”.

Añade que “hemos probado que una de las prácticas más despreciables de esta asociación consiste en solicitar las herencias a las personas que después empujarán a morir”.

Subraya que “a día de hoy, por suerte para todos, la eutanasia sigue siendo considerada un homicidio y por tanto, cooperar en la muerte de personas debe ser condenado y con mayor razón si hay una motivación pecuniaria detrás”.

Comentarios

Comentarios