El Ministerio de Sanidad quiere fomentar la práctica del aborto farmacológico (con pastillas) con el uso de pastillas hasta la semana nueve de embarazo. A partir, de la doce solo se puede hacer con cirugía. 

La justificación que dan desde el Gobierno es que la saturación de las instalaciones del sistema público de salud y las necesidades de instalaciones y personal que precisa el aborto quirúrgico, hace que sea más difícil, por lo que cree que si se facilitara la nueva técnica farmacológica en el sistema público, se disminuirán los costes.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

«Dejar que el sistema privado siga realizando la mayoría de las interrupciones -introduce el texto publicado por Sanidad, seguiría aumentando la demanda de dicha actividad, como ha venido sucediendo en los últimos diez años de evolución la normal».

Aunque dejen claro que el objetivo de la norma es incrementar los medios para potenciar el aborto farmacológico desde la sanidad pública, Sanidad quiere por regular «a través de la obligación de que los centros públicos atiendan la demanda de abonos con unidades específicas«.

En este sentido, la Dirección General de Salud Pública ha sacado a consulta el proyecto de modificación del Real Decreto 831/2010 de Garantía de la Calidad Asistencial de la Prestación a la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Y en esta modificación se incluye que se atiendan desde centros de Atención Primaria extra hospitalaria. 

Por su parte, la Ministra de Igualdad, Irene Montero ha defendido en su cuenta de Twitter: “La interrupción voluntaria del embarazo debe garantizarse de forma segura y efectiva para todas las mujeres y con acompañamiento médico especializado. El aborto farmacológico nunca debe ser la única opción, ni siquiera la prioritaria”.

Los ciudadanos u organizaciones que así lo consideren, pueden hacer llegar sus opiniones sobre los aspectos planteados en el documento hasta el 4 de febrero de 2021 a través de la siguiente dirección de correo electrónico: [email protected] 

Más fácil y económico

Según el texto publicado por el organismo público, del que se hace eco Redacción Médica, los avances científico han «llevado al uso del método farmacológico en la actualidad, dada su utilidad y facilidad de uso, ya que no son necesarias instalaciones quirúrgicas para este nuevo método, que, además, conlleva unas complicaciones inferiores al 5 por ciento en todos los estudios y publicaciones que se han realizado sobre los mismos».

Por lo tanto, «se puede utilizar el método farmacológico en embarazos no deseados que no superen las nueve semanas de gestación, que son la mayoría. Con la atención en centros de Atención primaria extra hospitalaria, se puede proporcionar esta prestación, resolviendo al mismo tiempo los dos problemas anteriormente descritos», añade.

Datos Ministerio de Sanidad 

La aprobación de la nueva norma, argumentan, «es necesaria de acuerdo con la evolución del conocimiento, ya que en la actualidad varias comunidades autónomas están desarrollando centros extra hospitalarios para su aplicación. En países de nuestro entorno como, por ejemplo, Francia, es el método de elección del 67 por ciento de las usuarias».

Sanidad defiende también que «no solo es oportuno el nuevo método, sino que es más económico, dado que el bajo coste de los fármacos empleados, junto con la simplicidad de las instalaciones requeridas, reducen el coste total de los procedimientos a un tercio de los quirúrgicos».

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios