Ciudadanos de EE.UU. piden el fin de la financiación del aborto.
Ciudadanos de EE.UU. piden el fin de la financiación del aborto.

La Administración Americana ha retirado una cantidad cercana a los 44 millones de dólares a cargo del erario público que eran destinados a la financiación de la industria del aborto. En concreto, al menos cinco establecimientos abortistas afiliados a Planned Parenthood situados en Hhawai, Carolina del Norte, Ohio, Winsconsin y Virginia dejarán de percibir las subvenciones.

Sin embargo, Planned Parenthood seguirá recibiendo subvenciones en otros ocho estados, donde existen convenios en vigor hasta el año 2022. Así sucede con sucursales del negocio abortista en Alaska, Connecticut, Idaho, Illinois, Minnesotta, New Hampshire, Ohio y Utah, que se repartirán 16.120.000 dólares, según queda reflejado en la web del Departamento de Salud y Servicios Humanitarios. 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Esta partida también se mantiene a otras entidades favorables al aborto y la anticoncepción como la Women’s Health and Family Planning Association de Texas, la Maternal and Family Health Services, Inc. de Pennsylvania o el Family Planning Council de Nebraska.

Hasta la fecha, Planned Parenthood había estado recibiendo a través del Título X de los presupuestos una cantidad cercana a los 60 millones de dólares anuales, que en ocasiones ha utilizado para fomentar la campaña electoral de candidatos que le seguirían ofreciendo esta cobertura económica, como en el caso de Hillary clinton, para cuya campaña aportaron 20 millones de dólares.

Por otro lado, recibe fianciación una entidad provida (en una cantidad comparativamente muy inferior, 1.700.000 dólares) llamada The Obria Group que actúa en California a través de 21 clínicas fijas y 11 unidades móviles en el estado de California.

Segçun se refleja en su página web, su objetivo es «ofrecer un modelo sanitario alternativo que rompa con la relación que nuestros pacientes mantienen con los grandes establecimientos de aborto ofreciendo a las mujeres un cuidado de la salud compasivo, holístico y que respalda la vida, cambiando la cultura y la vida mujer a mujer».

En febrero el presidente Donald Trump eliminó la posiblidad de que entidades que son partidarias de la muerte provocada del ser humano durante su etapa de vida prenatal reciban las subvenciones previstas en el Tíutlo X referidas al cuidad de la salud.

Para seguir recibiendo estas subvenciones, deberían tener instalaciones separadas en las que se distingan bien cuáles son para servicios sanitarios y cuáles para realizar o promover el aborto, según informa LifeNews.

También te puede interesar:

El gobierno Trump cierra el grifo al lobby global abortista: la OEA es la primera afectada

Comentarios

Comentarios