El médico Jacques De Vos está siendo investigado por el Consejo de Profesiones de la Salud de Sudáfrica (HPCSA, por sus siglas en inglés), tras ser acusado de “intentar imponer” sus creencias cuando hablaba con una paciente sobre embarazo y aborto, cuando éste hacia su residencia en un hospital de Wynberg (Ciudad del Cabo), en diciembre del año 2016.

Al doctor De Vos se le acusa además de comparar el aborto con “el asesinato de un ser humano nonato”, mientras trabajaba en la división de ginecología de dicho hospital. Unas opiniones que han provocado que fuese despedido, en última instancia. La mujer que ahora le acusa sostiene que atentó “contra su autonomía” con sus opiniones antiabortistas. 

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Apoyos internacionales

Varias organizaciones se han movilizado para brindar apoyo al médico. CitizenGO ha lanzado una petición online de recogida de firmas en la que se pide al consejo que “no se coercione al doctor para que apoye a la cultura de la muerte que de manera grotesca e ignorante afirma que la vida no comienza con la concepción”.

También la asociación provida británica Right To Life UK ha apoyado al médico. Su portavoz Catherine Robinson ha dicho que “este caso es increíble. El hecho que un feto es humano es un hecho científicamente demostrable y defender lo contrario demuestra una incapacidad para entender la biología humana más básica”, a lo que añade “Si este doctor, o cualquier médico defendiese que un feto no es humano, esto plantearía serias dudas sobre el valor de su formación médica”.

Irregularidades en el proceso

El abogado que defiende al médico ha pedido que se le juzgue “exclusivamente con bases científicas”. Además, se han producido varias irregularidades legales en la acusación contra De Vos: No se ha suministrado a la defensa la carta que motiva las acusaciones, ni copias de los testimonios de los testigos… una serie de despropósitos legales que hace declarar a la defensa que es un proceso sucio. Necesitamos que los documentos estén en orden para prodecer a la defensa de mi cliente y que éste tenga un juicio justo”.

A modo de ejemplo, durante la audiencia con el consejo, el abogado declaró que “debido a una falta de documentos pertinentes, no sabemos en qué estado estaba el embarazo de la persona que acusa al doctor De Vos de atentar contra su autonomía, no hay carta de la demandante, solo un testimonio de su madre”, zanjó.

Comentarios

Comentarios