Un estudio sostiene que el cáncer de mama no es un motivo médico para abortar

El hecho de que una mujer embarazada sea diagnosticada de un cáncer de mama no tiene por qué suponer necesariamente un aborto ya que esta decisión no mejora su pronóstico, aunque si es aconsejable que sea tratada en un hospital por un equipo multidisciplinar de especialistas.