Imagen de la miembro de Planned Parenthood, Susan Robinson, en un vídeo destapado por David Daleiden. / Youtube
Imagen de la miembro de Planned Parenthood, Susan Robinson, en un vídeo destapado por David Daleiden. / Youtube

Un juez federal puede condenar a David Daleiden por desacato a la corte después de que sus abogados desafiaron una orden de mordaza y publicaron vídeos en su sitio web mostrando altos ejecutivos del aborto conversando y bromeando sobre como despedazan bebés y vendiendo sus partes del cuerpo.

El vídeo impactante, que incluye una recopilación de comentarios realizados en una convención sobre el aborto, ha sido también retirado de YouTube «por violar los Términos de servicio de YouTube».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El reciente material publicado fue grabado durante la conferencia de la Asociación Nacional del Aborto (NAF) y se veía además a los abortistas admitiendo que el trabajo que hacen es «matar», se quejaban de lo «difícil» que es desgarrar a un feto, y se lamentaba que no tuviesen un lugar para discutir sobre las «cabezas que se atascan que no pueden sacar».

El vídeo estuvo secuestrado judicialmente durante más de un año y ahora ha sido retirado de Youtube

La orden mordaza de un juez impidió que este material fuera publicado durante más de un año después de que la Asociación Nacional del Aborto llevara al Centro por el Progreso Médico de Daleiden a la corte por las imágenes.

El juez federal William Orrick ordenó a Daleiden, Cooley y Ferreira «que comparecieran en una audiencia del 14 de junio para considerar las sanciones por desacato», informó la Associated Press el jueves por la noche.

Daleiden y su compañera de trabajo Sandra Merritt se enfrentan a 15 cargos delictivos por «grabar comunicaciones confidenciales intencionalmente y sin el consentimiento de todas las partes», según recoge de Life Site News el portal español Infocatólica.

«Todas las grabaciones de vídeo que el Fiscal General está acusando a David fueron obvia e indudablemente realizadas en un lugar público donde no podría ser consideradas como ‘confidenciales'» explicó Ferreira.

También te puede interesar:

Nuevo vídeo de Planned Parenthood: abortistas se ríen de cómo despedazan bebés

Comentarios

Comentarios