Una clínica abortista de Nuevo México ha ofrecido a un campamento de verano de una escuela de secundaria un cerebro «intacto» de un bebé del tercer trimestre de gestación para ser diseccionado, según ha informado Lifesitenews.

La solicitud para el cerebro vino a raíz de la Universidad de Nuevo México al centro abortista SWWO ubicado en Albuquerque y se formalizó mediante un acuerdo que incluía la disponibilidad de órganos y tejidos de fetos abortados.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

 

La Universidad de Nuevo México tiene un programa de Carreras Dream Makers Salud (DMHCP) que ofrece a los estudiantes de secundaria «oportunidades únicas» para aprender sobre el sector sanitario.  Entre sus actividades se incluyen labores de disección, según el sitio web del programa.

El abortorio estima que el cerebro enviado era de un feto de entre «27 y 28 semanas,» al final del segundo o principios del tercer trimestre.

Para Nueva Alianza de México por la vida, esta práctica es «nada menos que depravada». A la par que añade que «estos son los actos más depravados que se han visto, en más de 20 años en la práctica de la ley». En este sentido, el asesor del organismo provida asegura que es flagrante que se soliciten cerebros infantiles de bebés abortados con el fin de ser diseccionados en un campamento de verano para ninos.

Comentarios

Comentarios