La Fundación Renacimiento Demográfico que dirige Alejandro Macarrón ha difundido un estudio relacionado con las cifras oficiales el aborto comunicado al Ministerio de Sanidad publicadas este miércoles y que en 2018 se saldó con un total de 95.917 bebés matados antes de nacer.

A juicio de Macarrón, el aborto está «en máximos históricos», aunque la de 2018 no sea la cifra total más alta, que se produjo en 2011, último año de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), con 118.611.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El máximo histórico al que se refieren en Renacimiento Demográfico se establece valorando el número de abortos notificados en relación al total de embarazos de residentes en España, que en 2018 fueron 93.995.

Así, esta fundación considera que «el porcentaje de embarazos [de residentes en España] abortados (abortos divididos por la suma de abortos + nacidos vivos + mortinatos) alcanzó su máximo histórico en España, el 20,3%, al aumentar los abortos un 1,6% en 2018 al tiempo que los nacimientos caían un 6,1%».

Esto significa que al menos uno de cada cinco embarazos de residentes en España acaba engordando el negocio del aborto ya que la inmensa mayoría de estos procedimientos se realiza por manos privadas en centros extrahospitalarios. Eso sí, con cargo a los presupuestos generales del Estado, gracias a la Ley de aborto aprobada en 2010, que incluye esta práctica en la cartera pública de servicios sanitarios.

Por Comunidades autónomas, Asturias (26,5%), Canarias (25,7%) Baleares (24,4%), Cataluña (24,1%) y Madrid (22,1%) son las que se sitúan por encima de la media nacional de embarazos de residentes en España abortados.

Excepto Ceuta y Melilla que no superan el 8%, en el resto de comunidades se aborta al menos a un 14% como es el caso de La Rioja (uno de cada siete embarazos acaba en aborto). Murcia (18,7%) es, de entre las restantes, la comunidad que más se acerca a las cinco que encabezan este escalafón de la muerte provocada de nonatos en relación con el número de embarazos de residentes en España.

Si nos fijamos en la tasa interanual, España en su conjunto aumenta en un 1,3%, siendo Cataluña la comunidad que más lo hace con un 2,3%, seguida de Andalucía (1,8%) y Canarias, Extremadura y País Vasco con un crecimiento de abortos respecto al número de embarazos del 1,6%.

Abortos por embarazo de mujer residente en España.

Comentarios

Comentarios