La diputada Barbro Sorman asegura que no es tan grave que los refugiados violen a las mujeres/Twitter
La diputada Barbro Sorman asegura que no es tan grave que los refugiados violen a las mujeres/Twitter

Suecia ha sido siempre considerado como uno de los grandes países de la Unión Europea. Gracias a sus políticas exteriores, su alto nivel sociocultural, sus ayudas a las familias y a los jovenes ha formado parte durante muchos años de la lista de “los mejores países para vivir”.

Sin embargo, en los últimos años, la potencia ha sido destronada de su título. Sus políticas solidarias a favor de los refugiados y musulmanes les ha costado la estabilidad y seguridad de sus ciudadanos y se ha ganado a pulso un nuevo título, mucho más desolador: “Capital europea de la Violación”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En Suecia ya se han asentado 300.000 musulmanes

Suecia tiene la poblacion de más rápido crecimiento en Europa, debido casi totalmente a la afluencia de musulmanes y a la campaña de acogida de refugiados. Según el diario Dispatch International, ya hay alrededor de 300.000 en el país.

Al mismo tiempo que entraban los refugiados en Suecia, la tasa de criminalidad aumentaba astronómicamente y las agresiones sexuales a ninos y jovenes suecos, la mayoría mujeres, se han incrementado. 

Los datos de agresiones sexuales se han incrementado y en 2014 se denunciaron 6.620 violaciones a manos de refugiados

En 1975, se registraron 421 violaciones según la policía; y en 2014 se denunciaron 6.620 violaciones.

A pesar de la cruda realidad que vive la sociedad sueca, la tolerancia de sus líderes ha llegado al punto de defender a los recién llegados. La última polémica la ha protagonizado la diputada del Partido de la Izquierda socialista y feminista, Barbro Sörman quién aseguraba en su cuenta oficial de Twitter que “es normal que los refugiados tiendan a querer violar a las mujeres porque es algo cultural en sus países”.

Sörman: “los hombres suecos que violan lo hacen por elección activa. Es peor a que lo hagan los refugiados”

Además ha arremetido contra los hombres suecos asegurando que “si violan lo hacen por una elección activa. Es peor a que lo hagan ellos a los refugiados “.

Además, ha rebajado el comportamiento de los suecos afirmando que “como son criados en una sociedad que cree en la igualdad de género, deben cumplir por lo tanto con estándares más altos que los inmigrantes”.

Sörman, quien representa un distrito de Estocolmo argumentaba esto para criticar a los medios de comunicación quienes informaba que el 90% de los denunciados por violación eran refugiados musulmanes.

Las feministas occidentales tan comprometidas con el multiculturalismo han llegado al punto de alentar el repulsivo comportamiento de los refugiados con frases como “los inmigrantes vienen de culturas donde las mujeres son tratadas como ciudadanos de segunda categoría por lo que es normal que tiendan a violar”. 

Cartel en contra de la violación de los refugiados. Juego de palabras con el al anuncio de "Welcome refugees" pero con la palabra "violar"/Twitter
Cartel en contra de la violación de los refugiados. Juego de palabras con el al anuncio de “Welcome refugees” pero con la palabra “violar”/Twitter

A raíz de sus polémicas declaraciones, Sörman se enfrentó a una ola de críticas ante las cuales intentó disculpase asegurando que “se había expresado torpemente”. Más tarde, tuvo que eliminar su cuenta oficial de Twitter.

La policía sueca defiende al violador

Las agresiones sexuales en Suecia son parte de las noticias diarias. El último acontecimiento se produjo en el famoso festival We Are Sthlm donde se reportaron 35 denuncias de jovenes después de que “hombres jovenes extranjeros” les agredieran sexualmente.

Fue horrible me agarró y luego comenzó a tocarme los genitales. Había chicas llorando por todas partes”

Los informes policiales recogen citas estremecedoras como: “me besó a la fuerza me arrastró y me tocó el pecho y las nalgas”.

La más joven de las víctimas tiene 12 años, según ha publicado el diario Daily Maily relató a la policía que estaba bailando cuando un hombre se acercó por detrás y la sujetó.

“Comenzó a tirar de mí. Fue horrible me agarró y luego comenzó a tocarme los genitales. Había chicas llorando por todas partes”.

La policía no habían revelado todas las denuncias para evitar un sentimiento de odio hacía los refugiados

Sin embargo, la agencia de noticias suecas, FriaTider afirma que hay muchos más casos de violaciones, pero que no salen a la luz porque a la policía no le interesa. Según la agencia, los agentes eran conocedores de que bandas de jovenes refugiados habían manoseado y acosado sexualmente a decenas de chicas durante el festival, pero para evitar un sentimiento de odio hacía los refugiados no habían revelado todas las denuncias.

Otro de los casos que más ha impactado, es el ataque de un inmigrante de 34 años de Somalia que fue arrestado por atacar salvajemente a una mujer en el garaje del hotel Sheraton en Suecia.

La mujer murió mientras era violada. La policía afirmó que el autor continuó violando el cadáver de la mujer después de que ella hubiera muerto.

“El 77,6%  de los violadores del país se identifican como inmigrante musulmán”

El columnista conservador Selwyn Duke ha criticado al gobierno sueco por casos como este al considerar que están “subestimando el problema en su esfuerzo de ocultarlo”.

“El 77,6%  de los violadores del país se identifican como inmigrante musulmán”, pero ya hay quién ha conseguido los papeles y está registrado como ‘sueco’, por lo tanto habrá un gran número de denuncias que no se están contabilizando” escribió.

Además, ha asegurado que a los políticos conservadores que tratan de llamar la atención sobre este problema se les acusa de crímenes de odio, y afirma que el problema del multiculturalismo sueco ha llegado hasta el punto de que las propias víctimas temen denunciar las agresiones porque no quieren “ofender” a los autores.

“En 10-15 años, los suecos pasarán a ser una minoría en su propio país”

Por su parte, la editora jefe de Dispatch International, Ingrid Carlqvist comentaba en el medio que “Suecia se acerca rápidamente a un colapso completo. Cada vez más municipios están dando la alarma que si los inmigrantes siguen llegando a este ritmo, el gobierno ya no puede garantizar un funcionamiento normal de servicios a sus ciudadanos … Si la onda migratoria sigue llegando, en 10-15 años, los suecos pasarán a ser una minoría en su propio país”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
​Madrileña, ​G​raduada en ​P​eriodismo y ​C​omunicación ​I​ntegral por la ​U​niversidad Francisco de Vitoria. Graduada en ​L​ocución de ​R​adio y ​D​oblaje de ​C​ine. Comenzó en el periódico universitario, ​se ha formado en ​E​uropa ​P​ress​ y colabora como bloguera en The Shed Coworking​. Está ​comprometida con la vida y los valores​ ​poniendo su voz allí donde lo importante este.