El Ayuntamiento de Barcelona gobernado por Ada Colau aprobó un gran gasto con motivo de las fiestas navideñas para tener contentos a los trabajadores del Metro. La alcaldesa que hizo públicos los sueldos de los empleados, que son de 33.000 euros de media y 29.000 los menores, invirtió casi medio millón de euros en cestas de Navidad para su personal, según ha informado Okdiario.

El pasado mes de septiembre, Transports de Barcelona y Ferrocarril Metropolitano de Barcelona adjudicaron un contrato por valor de 443.859,10 euros a Supermercados Llobet para suministrar «lotes de Navidad para el personal de Transporte Metropolitano de Barcelona (TMB)». El número de trabajadores de ambas compañías asciende a casi 7.000, unos 3.100 empleados del Metro y 3.800 pertenecientes a la red de autobuses.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La cantidad dedicada a la compra de cestas de navidad es mayor a la pagada por el mantenimiento integral (preventivo y correctivo) del sistema de ventilación de las estaciones y túnel de los tramos 1 y 2 de la Línea 9 del Metro. Este contrato se adjudicó a la empresa Elecnor el 12 de enero de este año por un monto de 415.268,24 euros. Por las medidas de prevención de la legionela, cuyo contrato se adjudicó 15 días antes que el de las cestas de Navidad, se pagó menos de la mitad que por los regalos navideños: 216.538,60 euros.

Colau puso al frente de TMB como presidenta, a la concejal de Movilidad del Ayuntamiento, Mercedes Vidal. En agosto nombró consejero delegado a Enrique Cañas Alonso que fue director gerente del Consorcio de Transportes de Zaragoza de noviembre de 2006 a enero de 2008, cuando fue destituido tras recibirse numerosas quejas por su labor.

Según los datos de TMB correspondientes a finales de diciembre de 2014 (últimos disponibles de forma pública), Mercedes Vidal, Enrique Cañas Alonso y el resto de miembros del Consejo de Administración (casi todos miembros de partidos como el PSC o DiL) tienen derecho a dietas por acudir a las reuniones trimestrales del organismo.

La presidenta puede cobrar 811,36 euros por reunión; el vicepresidente ejecutivo, 676,13 y los demás miembros del Consejo 540,91 euros. El presidente y vicepresidente ejecutivo anteriores, así como otros tres componentes del organismo, no cobraron nunca ese dinero por renuncia expresa al mismo. En el caso de los actuales, no se sabe, al no haber datos públicos al respecto.

Comentarios

Comentarios