Una florista del estado de Washington que fue demandada por rechazar el servicio a una ‘boda’ gay ha vuelto a recurrir su caso ante el Tribunal Supremo. En un comunicado emitido el pasado 11 de septiembre, los abogados de la Alliance Defending Freedom han dicho que el caso de Barronelle Stutzman debe volver a ser escuchado por el tribunal.

El recurso de Stutzman llega tras el fallo en contra del tribunal supremo del estado por segunda vez, hace unos meses, aludiendo a que «los cuerpos que han considerado este caso no lo han juzgado con ánimo religioso», en el fallo. contra Stutzman.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

«Sin importar lo que uno crea sobre el matrimonio, ningún profesional creativo debería ser forzado a crear o participar de una ceremonia que viola sus convicciones más íntimas. Es por eso que hemos llevado el caso de Baronelle al Tribunal Supremo de EEUU», ha dicho la vicepresidente de la División estadounidense de ADF, Kristen Waggoner, el pasado miércoles.

En 2013, la florista de 74 años declinó hacer unos arreglos florales para la boda gay de un viejo cliente y amigo, Rob Ingersoll, diciendo que ella creía que el matrimonio es un signo de unión entre Cristo y su Iglesia, y que no podía hacer arreglos florales para la pareja del mismo sexo. Stuzman recomendó a Ingersoll varios floristas.

Aunque Ingersoll no interpuso una queja en el estado, ella fue luego demanda por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), y el fiscal general del estado de Washington por su discriminación.

«El fiscal general fabricó una demanda sui-géneris, alentando a otros a amenazarla y acosarla», cuenta ADF en su petición al Supremo estadounidense. 

En 2017, el Tribunal Supremo de Washington mantuvo el fallo de un tribunal del estado contra Stutzman. En Junio del 2018, el Tribunal Supremo de EEUU anuló el fallo y lo remitió a la más alta instancia del estado. En el fallo decía que el caso de Stutzman debía reconsiderarse a la luz de la decisión del caso del repostero Masterpiece.

En ese caso, el tribunal falló que la Colorado Civil Rights Commission había mostrado una hostilidad «constitucionalmente inaceptable» hacia la religión», al declarar que el repostero Jack Phillips de Masterpiece había violado la ley anti-discriminación.

En junio de 2019, el tribunal supremo de Washington falló contra Stutzman, alegando que los tribunales no habían actuado con hostilidad impermisible hacia sus creencias religiosas.

Comentarios

Comentarios

Miguel Vinuesa (1983, Madrid) es licenciado en Periodismo por la Universidad San Pablo-CEU de Madrid, y cursó el Máster de traducción de la Universidad de Ginebra (Suiza). Fue responsable de comunicación interna en una empresa relacionada con el mundo financiero y anteriormente ha sido parte de los gabinetes de prensa de Telefónica, la Conferencia Episcopal o la propia Universidad San Pablo-CEU. Actualmente es redactor en la Fundación CitizenGO.