El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy , posa junto a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, el nuevo coordinador general, Fernando Martínez-Maillo, los vicesecretarios Pablo Casado, Javier Maroto, y Andrea Levy, y la presidenta de este congreso y de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes / EFE
El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy , posa junto a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, el nuevo coordinador general, Fernando Martínez-Maillo, los vicesecretarios Pablo Casado, Javier Maroto, y Andrea Levy, y la presidenta de este congreso y de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes / EFE

El 18 Congreso Nacional del Partido Popular termina entre aplausos y loas al renovado presidente del partido y de España, Mariano Rajoy, que sale más reforzado que nunca dentro de un partido sin oposición.

Pero si se rasca más allá de las palabras se comprueba que esa oposición sí que existe, pero los dirigentes populares la han acallado con argucias de todo tipo para dar la imagen deseada -y prevista- de unidad frente a su mayor rival político a la vez que aliado: Podemos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Actuall ha podido hablar con Lourdes Méndez Monasterio, exdiputada del PP y defensora de la vida, que narra de forma clara y directa la otra cara del congreso.

“Se ha abrazado el relativismo”, resume la militante popular, “nos hemos desprendido de la defensa de la vida”. Y no parece exagerada tal afirmación si se tienen en cuenta los trapicheos que han utilizado dentro del PP para evitar que se votase una enmienda a favor de la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural que un militante propuso el viernes.

Méndez Monasterio: “Con unas argucias propias del totalitarismo, se evitó votar la enmienda a favor de la vida”.

Para Lourdes “hay más libertad en Cuba” que en este congreso. Y es “con unas argucias propias del totalitarismo, se evitó votar la enmienda a favor de la vida. Se hurtó el derecho a voto de los compromisarios”.

A partir de aquí, el resto de temas que más preocupaba a este grupo de populares tenía pocas -o nulas- opciones de terminar con algo de dignidad. Empezando por los polémicos vientres de alquiler que defienden Javier Maroto, Cristina Cifuentes o Alberto Núñez Feijóo.

Lourdes Méndez, portavoz de la Plataforma por las Libertades.
Lourdes Méndez, portavoz de la Plataforma por las Libertades.

“Los temas importantes sobre los principios inspirados en la protección a la vida se han cerrado en falso con una ambigüedad enorme. Ahora todo es relativo, se ha abrazado el relativismo. Nos hemos desprendido de la defensa de la vida”, reconoce Méndez Monasterio.

Maroto anunció que al final se posponía la votación sobre los vientres de alquiler y que abrirían el debate después de consultar a un comité de expertos, una mala decisión para la exdiputada del PP.

“Cuando uno puede defender sus convicciones siempre favorece al contrario”

“Consideran que los compromisarios son gente sin criterio para votar este tema, no es más que una escaramuza. Ha sido una argucia, se dice que se investigará, se deja el tema abierto a la ambigüedad”, y es una pena, insiste Méndez Monasterio, porque “cuando uno puede defender sus convicciones siempre favorece al contrario”.

“Yo creo que en el congreso la votación hubiese sido contraria a los vientres de alquiler”, sin embargo ahora habrá que esperar a que este comité dicte sentencia.

Otro de los puntos más polémicos ha sido el de la eutanasia, un asunto que parecía zanjado antes del congreso con una enmienda que prometía decir que el “PP estaba en contra” de este, pero que finalmente se eliminó.

Ante semejantes convicciones, llama la atención que sí se aceptase la enmienda que reconoce que este partido se basa en el humanismo cristiano, concepto que ha pasado de situarse en el preámbulo de los estatutos a formar parte de estos. ¿Pero qué humanismo es este con respecto al aborto, la eutanasia y los vientres de alquiler? ¿Qué valor tiene?

“Absolutamente ninguno”, sentencia la popular, “y además es un tema insuficiente -el humanismo cristiano- si no va acompañado por los temas que importa”.

De lo poco positivo que se rescata de este congreso hay dos medidas. La primera concierne a la liberta de voto en casos de temas morales como el aborto. Y el segundo es considerar este como un fracaso social, ambas acciones promocionadas por Luis Peral.

También te puede interesar:

Tras el Congreso del PP ya no quedará en el Parlamento ningún partido que defienda la vida

Comentarios

Comentarios