Una chica practicando 'skate'.
Una chica practicando 'skate'.

Jason Peterson, padre de cinco hijos, no podía esperar que fuera a ocurrir algo así cuando apuntó a su hija de 12 años al curso de educación sexual que ya habían recibido otros dos de sus hijos anteriormente.

Su hija de 12 años volvió de una de las clases traumatizada porque el profesor le había dicho que ella “era gay” y que era “un niño en un cuerpo de mujer“. ¿Por qué le había dicho eso el profesor? Porque la adolescente había afirmado que le gustaba ir a pescar con su padre, jugar a baloncesto o ir en monopatín. Como respuesta, el profesor le dijo que eso “eran cosas de chicos”, y el resto ya se sabe.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Lo que ocurre, como afirma el padre de la niña es que a su hija le gusta ser una chica -además de su aficiones-, y eso no parece que sea aceptable en los cánones de la identidad de género que se pregonaba en ese curso.

En el contenido del curso sobre sexualidad que se impartía en la escuela “20 de las 32 páginas del material son sobre identidad de género”

Como el mismo padre afirmaba, la educación LGTBI se presenta como promotora de la tolerancia, pero el profesor de esa asignatura estaba justamente discriminando a su hija por su identidad.

Además, al revisar el contenido del Family Life and Sexual Health Curriculum (FLASH), que es el material desarrollado por la ciudad de Seattle y el Departamento de Salud Pública del Condado de King para esos cursos, vio que “20 de las 32 páginas del material son sobre identidad de género”. El material está “totalmente inclinado a esa orientación“, ha afirmado Paterson.

El condado ha manifestado que las lecciones que se imparten son evaluadas previamente y revisadas por los “mejores expertos del país”, pero también que se les concede total libertad a las escuelas para presentar los contenidos como se quiera y en las edades que se quiera. Y anteriormente ya se han denunciado casos en escuelas públicas del mismo estado donde “los estudios de género” forman parte del currículum y por lo tanto se enseña a niños desde la guardería biografías sobre figuras transgénero y lecciones sobre la gama de identidades sexuales que existen, con la confusión que eso genera a los niños.

También te puede interesar:

Un padre no podrá proteger a sus hijos de la agenda LGTB en la escuela pública de Canadá

Comentarios

Comentarios