Xi Jinping, jefe de Estado de China y la Lámpara Dorada derruida/Actuall.
Xi Jinping, jefe de Estado de China y la Lámpara Dorada derruida/Actuall.

El templo cristiano de la iglesia evangélica Lámpara Dorada, en la ciudad de Linfen, de la provincia de Shanxi, ha sido derribado esta semana por las autoridades chinas como consecuencia de las largas tensiones entre grupos religiosos y el gobernante Partido Comunista, oficialmente ateo.

Se trata del segundo derribo de una iglesia cristiana en un mes en este país, que amenaza con seguir llevando a cabo estas medidas de presión para aplicar las nuevas leyes de religión aprobadas el pasado año, según ha informado InfoBae.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Para llevar a cabo la operación, las fuerzas paramilitares de la Policía Popular Armada utilizaron excavadoras y dinamita.

Las autoridades colocaron explosivos en una capilla subterránea para echar abajo el edificio, según ChinaAir, un grupo activista cristiano con sede en los Estados Unidos.

La congregación, que tiene más de 50.000 miembros, ha chocado durante años con el gobierno. Cientos de policías y personas contratadas destrozaron el edificio y confiscaron Biblias en otro incidente en 2009 que terminó con largas penas de prisión para los líderes de esta iglesia evangélica. Entonces se acusó a estos líderes del grupo de ocupar ilegalmente terrenos agrícolas y alterar el tránsito cuando se reunían, según medios estatales.

China, entre los 50 países con más persecución

China aparece en la posición 43 en la Lista Mundial de Persecución, hecha pública este miércoles por Puertas Abiertas. “Las autoridades locales parecen estar volviéndose más restrictivas al enfatizar la ideología comunista y limitar el espacio en el que las iglesias pueden operar”, explican desde la organización en defensa de los cristianos perseguidos.

Se estima que hay unos 97 millones de cristianos en China, muchos de los cuales se reúnen en congregaciones independientes como la Lámpara Dorada

Se estima que hay unos 97 millones de cristianos en China, muchos de los cuales se concentran en torno a congregaciones independientes como la Lámpara Dorada. La creciente popularidad de iglesias no aprobadas por el estado ha provocado el descontento de las autoridades locales, que recelan de cualquier amenaza al rígido control social y político del partido.

En teoría, la constitución china garantiza la libertad religiosa, de modo que con frecuencia las autoridades locales utilizan tecnicismos para atacar a las iglesias que no se han registrado.

El periódico estatal Global Times, que citó a un funcionario local no identificado, manifestó el miércoles que el motivo oficial para la demolición era que el templo no contaba con los permisos necesarios.

A pesar de las presiones y dificultades, las iglesias de China siguen creciendo. Pero también lo hacen fuera de sus fronteras en la numerosa comunidad china desplazada a los distintos países del mundo.

Así, en países cercanos como Corea del Sur o Filipinas, las iglesias evangélicas chinas están creciendo de forma exponencial, tal y como reveló The Economist en un reciente reportaje citado por Evangelical Focus.

También se produce este crecimiento del cristianismo evangélico chino en países de mayoría musulmana como Indonesia o Malasia.

También te puede interesar:

Xi Jinping, el nuevo Mao quiere que los cristianos de China descuelgen retratos de Cristo y pongan el suyo

Comentarios

Comentarios