Así era el mercado de Planned Parenthood: “¿Quiere el cerebro fresco? ¿O congelado?”

La multinacional abortista sólo tenía permiso para entregar restos de fetos para investigación de forma gratuita, pero en este vídeo se muestra su lista de precios.

1
1920

El Centro de Progreso Médico (CMP) acaba de publicar el duodécimo vídeo sobre la multinacional abortista Planned Parenthood en el que muestran una factura con los precios que cobraba los centros abortistas por los restos de fetos abortados: 350 dólares por medio hígado, 500 por un timo o 750 por el cerebro.

La información la obtuvieron de Jennefer Russo, directora médica de Planned Parenthood en Orange County (California), durante una comida al hacerse pasar por compradores de órganos, una practica ilegal en EEUU.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Durante la conversación David Daleiden y los integrantes del CMP preguntan a la médico sobre cómo realizan los abortos, si se pueden obtener órganos intactos y sobre el uso de la digoxina, con el que se mata a los fetos.

Este es un extracto de la conversación:

CMP: En los casos de mayor tamaño, ¿les dais la vuelta para que vengan de nalgas y que así salga prácticamente intacto?
PP: Normalmente hacemos una reducción del tamaño de la cabeza, y…
CMP: Pero ¿viene de nalgas, de forma que podéis coger la cavidad torácica entera?
PP: Eso es muy raro.
CMP: Ah, es raro…
PP: Normalmente no tenemos tanta dilatación como para poder hacer eso, pero cuando podemos hacerlo, lo hacemos.
CMP: Y cuando lo podéis hacer, ¿conseguís una buena muestra intacta?
PP: Sí, pero el cráneo no está intacto.
CMP: O sea, que el problema es el cráneo… Eso es lo que Deborah nos dijo [Deborah Nucatola, protagonista del primer vídeo de la serie]: que para poder tener más cráneos intactos se modificaba la posición del feto para que venga de nalgas, y así hay mayor dilatación, y que en ese caso conseguís cráneos intactos.
PP: Creo que la mayoría de nosotros estamos entrenados para no conseguir muestras totalmente intactas.
CMP: Oh, deliberadamente intentáis no hacerlo…
PP: Sí, incluso cuando utilizamos digoxina [que mata al feto y provoca el parto], estamos entrenados así… Sucede a veces, pero es raro.
PP: Claro, ése es el problema.
CMP: Correcto. Bueno, lo intentamos.

¿Fresco o congelado?

Los investigadores también llaman a Da Vinci Bioscience, una de las empresas que realizan este tipo de compras para demostrar su implicación en los delitos. Se hicieron pasar por estudiantes de una universidad de Texas que realizaban un trabajo con un profesor y necesitaban un cerebro fresco para su trabajo. Esta fue la conversación:

CMP: Digamos, de 18 a 24 semanas
Da Vinci: ¿18 a 24 semanas?
CMP: Sí.
Da Vinci: (Toma nota.) Tejido cerebral fetal, ok. ¿Y lo quiere fresco? ¿O congelado?
CMP: Lo más fresco posible.
Da Vinci: Mejor fresco, ok. Perfecto. Entiendo que sería sin feticida, teniendo en cuenta que tenemos un amplio catálogo de tejido fetal. Supongo que sería una exigencia nuestra para poder tener todos los productos fetales disponibles.

Comentarios

Comentarios

Compartir