El juzgado de instrucción numero 13 de Madrid ha imputado a todas las personas implicadas en un caso de falsas denuncias por malos tratos de los que fue absuelto Jesús Muñoz, aunque estuvo imputado durante más de seis años por “maltrato físico y psicológico continuado”, “restricción del uso de la calefacción”, “restricción de comida”, “amenazas de muerte”, “injurias y vejaciones, cabezazos y empujones” e “intento de secuestro de hijo común”.

Basada en dicha sentencia absolutoria, la denuncia que ha provocado la imputación presume un “uso espúreo de los procedimientos penales, así como el dolo y la mala fe” en la interposición de denuncias de malos tratos por parte de la expareja de Jesús, Beatriz C. R.; sus padres, Juan y Rosa; su hermana Rosa María; María Luisa A. B., médico de familia de Madrid; las abogadas del despacho Exaequo, María Cruz Sánchez de Lara Solórzano y Yolanda Corchado Gómez, vinculadas a la Federación de Mujeres Progresistas; la psicóloga Beatriz M. G., del programa de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género de la FMP; y la directora de ese área de la FMP en el momento de la peritación, Covadonga Naredo Clambor.

Auto de imputación de la supuesta trama de falsos malos tratos
Auto de imputación de la supuesta trama de falsos malos tratos

Un calvario por falsos malos tratos

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según se narra en la denuncia que ha llevado a la imputación, Jesús y Beatriz comenzaron una relación en octubre de 2001. Apenas ocho meses después, decidieron vivir juntos. Ella quedó embarazada y decidió irse a casa de sus padres a pasar el tiempo de gestación. Jesús la visitaba todo lo que podía al salir de trabajar. Hacían planes de futuro… pero Jesús empezó a ser insultado por Beatriz desde el comienzo del embarazo.

Por fin nació su hijo Óscar y la pareja decidió instalarse en casa de los padres de ella. La convivencia pronto se hizo imposible. El siete de enero de 2005, Beatriz echó de la casa a Jesús “al proponerle un oscuro negocio” al que se negó, según consta en la denuncia. Desde ese momento, la convivencia es nula y Jesús “sólo se volcó en el cuidado del bebé”.

Ahí es cuando el 1 de febrero de 2006, Beatriz interpone una demanda de custodia exclusiva, a la que Jesús contesta con otra del mismo tenor. Asesorada por las abogadas imputadas, Beatriz impide a Jesús que vea a su hijo. Un día que trató de verle en la guardería, Beatriz insulta y agrede a Jesús y a una testigo con un objeto metálico. Ya era el mes de mayo. Jesús lo denuncia y al día siguiente, empieza el rosario de denuncias contra Jesús por maltrato físico y psicológico.

Seis años y 10 días después, el Juzgado de lo Penal número 23 de Madrid sentenció la falsedad de esas denuncias, pese a que tanto Cruz Sánchez de Lara como Yolanda Corchado, abogadas de Ex Aqueo, invirtieron casi una hora durante su alegato final en sostener todas las acusaciones.

Como explica a Actuall.com el abogado de Jesús, Gustavo Galán, “fueron tan aplastantes las evidencias que la otra parte ni siquiera recurrió” y la sentencia se hizo firme en 2012.

Todos estos años de pleitos, la mayoría imputado por agresiones y maltrato y detenciones marcan la vida a cualquiera. A Jesús todo esto le ha causado “un daño personal, familiar y profesional durante más de seis años, que aún a día de hoy perdura y que perdurará”, según la denuncia.

Hay una maquinaria de subvenciones por casos de maltrato, que se abonan en función del número de denuncias interpuestas, con independencia de que que se comprueben

La denuncia trata de destapar la “maquinaria espectacular” que, según denuncia Galán, hay en España alrededor de las subvenciones por casos de maltrato, dado que en muchos de estos casos los abonos se realizan por número de denuncias interpuestas, con independencia de que se comprueben.

Para Galán, esto supone “un abuso de la ley de violencia de género” que, además de perjudicar a los hombres que resultan, al cabo, inocentes, suponen un retraimiento de los recursos que deberían llegar a las mujeres que efectivamente sufren esta barbarie, como denunció a Actuall.com el propio Jesús Muñoz.

En el caso concreto de Jesús, la sentencia absolutoria es reveladora de las maniobras que se han llegado a realizar falsamente para ponerle a los pies de los caballos. A tal punto llega, el caso, que el ponente subraya algunos episodios que han producido “el más absoluto asombro del juzgador”.

En la denuncia, con la que se trata de destapar una presunta trama relacionada con denuncias falsas de malos tratos, se señalan algunos datos tan relevantes como inauditos sobre la trama.

La falsa denunciante se burló de una verdadera víctima del machismo: “Te lo mereces por puta y por zorra”

  • Al principio no hubo denucias de maltrato. Las primeras reuniones con las abogadas ahora investigasdas sólo se centraron en la guardia y custodia del hijo en común y en obtener una suculenta pensión alimenticia. “La reunión se basó explícitamente en lo mucho que don Jesús ganaba, que cuántas mujeres quisieran ganar o que gana él y que si firmaba 800 euros al mes”, señala la denuncia.
  • La falsa denunciante se burló de una verdadera víctima del machismo: “Te lo mereces por puta y por zorra”, le dijo cuando acompañaba a Jesús a ver a su hijo.
  • Denunció malos tratos después de que la denunciaran por agresión. Fue al día siguiente de que Beatriz agrediera a Jesús cuando intentaba ver a su hijo y éste la denunciara. Preguntada por la coincidencia temporal durante el juicio, ella señaló: “¿Casualidad? No lo sé , así sucedieron las cosas”.
  • La madre reconoce en privado que no la ha pegado. En una conversación con Jesús, ante su temor a ser denunciado en falso, la madre de Beatriz le corrobora: “No te puede poner nada, porque no la has pegado”.
Reproducción de una conversación en la que la madre de Beatriz reconoce que Jesús no la ha maltratado.
Reproducción de una conversación en la que la madre de Beatriz reconoce que Jesús no la ha maltratado.
  • Síntomas que empezaron antes de la relación: La psicóloga de la Federación de Mujeres Progresistas refirió síntomas calcados de un informe médico realizado un año antes de que Beatriz conociera a Jesús. Estos sintomas como nerviosimo, taquicardias, agitación, dificultad para conciliar el sueño, etc.  estaban relacionados con un diagnóstico de ansiedad por el que se le receta Orfidal, Torecam y Trankimacid.
  • Negación y ocultación de antecedentes psicológicos familiares: Beatriz ocultó a los peritos psicólogos del juzgado de violencia número 4 que absolvió a Jesús, que en su familia había antecedentes de depresión que luego achacó a los falsos maltratos.

Informes psicológicos señalaban a la mujer denunciante y a su familia como “inadecuados” para el normal desarrollo de su hijo común

  • Confesó que el proceso por maltrato era para lograr la custodia. Para sorpresa de la perito psicóloga, “la peritada manifiesta que su objetivo a través de este procedimiento judicial es que su hijo esté con ella”.
  • Informes de maltrato al hijo para retrasar el proceso… La familia pidió dos informes de presunto maltrato al hijo por parte de Jesús, justo el día antes de que se tuviera que realizar el juicio penal.
  • … Que además señalaron a la familia materna como “inadecuada”. Según la psicóloga “se constataban en la familia extensa materna, pautas de crianza inadecuada, incoherentes e inconsistentes por parte de los abuelos maternos, así como dificultades en la madre para el manejo de las conductas disruptivas. La intervención con la familia materna no ha facilitado un cambio de actitud de los abuelos para con el nino”.
  • Ocultaron que el nino no veía al padre. A la psicóloga que firma este informe, en 2012, le habían ocultado que desde 2008 ese nino no había convivido con su padre, por lo que era imposible que hubiera recibido maltratos por su parte, como pretendían.

Una de las denuncias se enmarcaba en un viaje que Jesús no realizó

  • El historia médico pediátrico del nino señalaba a la familia materna como perjudical para el nino. Según se reseña en la denuncia, entre 2004 y 20012, figuran 30 anotaciones relativas a infecciones respiratorias, numerosas gastroenteritis, numerosos incidentes de lesiones, golpes, hematomas y dolor; balanitis (infección en el glande del pene por falta de higiene y limpieza); anorexia y ansiedad; sustitución de 12 piezas dentales por infecciones; lombrices.
  • Malos tratos en un viaje que Jesús no realizó. Tanto Beatriz como su hermana refirieron un episodio de maltrato durante un supuesto viaje desde Guardamar a Benidorm. Dado que Jesús es funcionario, fue fácil comprobar que se encontraba trabajando en Madrid.
  • Beatriz abandonó embarazada el domicilio común porque “había fantasmas”. Sin embargo, alegó que Jesús no quería pagar la calefacción, que ella estaba en plena gestación y que enfermaba por esta razón.
  • El padre de Beatriz, rey del engaño.
    1. Agredió a Jesús y a su madre, pero fingió ser la víctima y Jesús fue detenido.
    2. Intentó achacar lesiones en la mandíbula así como disfunción eréctil por las falsas agresiones de Jesús, cuando estas afecciones eran producidas por padecer Diabetes Mellitus y el consumo de medicamentos.
    3. Presentó facturas de arreglos bucales con fecha anterior a la supuesta agresión que se comprobó falsa.
    4. Presentó fotos en silla de ruedas en casa, pero fue ‘cazado’ por detectives privados andando sin muletas, con bolsas de la compra y llevando en brazos a su nieto.

“La denuncia bien puesta”

Este rosario de maniobras realizadas bajo la supervisión de las abogadas Cruz Sánchez de Lara y Yolanda Corchado (próximas a la Federación de Mujeres Progresistas) choca con la defensa que la primera realiza en foros públicos de la necesidad de ser “defensoras y defensores de la denuncia bien puesta con los hechos contados“.

Así lo sostuvo durante el I Congreso Nacional de Violencia y Salud organizado por la plataforma de Mujeres Artistas.

Acoso legal con el despacho de Cristina Almeida

Todos los detalles de este caso los ha ido publicando Jesús Muñoz en su web MalosTratosFalsos.com, para dar mayor visibilidad a la injusticia que se ha cometido contra él. Pero el acoso no terminó pese a haber sido absuelto.

Seis meses después de que un juez determinase la falsedad de las acusaciones y que no se recurriera dicha sentencia, las abogadas ahora investigadas presentaron una querella criminal “por daños y perjuicios”, dado que la web daba cuenta de las maniobras a las que se habían prestado para acusar en falso a Jesús.

Y no lo hicieron con cualquiera. El despacho legal fundado por la histórica dirigente de Izquierda Unida, Cristina Almeida, fue el encargado de representarlas, aunque sin éxito. La querella también se archivó.

Por su parte, tanto la ex pareja de Jesús como su hermana, presentaron otra querella, también en balde, y una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos alegando que los datos publicados en este portal están manipulados y son falsos. el expediente se archivó dado que, además, las denunciantes no se personaron en el procedimiento.

Ahora deberán responder ante el juez.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".