Etiquetas Mensajes etiquetados con "Hillary Clinton"

Hillary Clinton

Donald Trump no es el primer presidente americano al que la prensa de prestigio le declara la guerra; pero sí es el primero en aceptar el reto y devolverles el favor, llamando a los periodistas de campanillas de todo menos bonitos.

Klaus Eberwein era un funcionario haitiano que durante tres años trabajó en en la agencia de fondos de asistencia económica y social del Gobierno.

Es triste en la vejez, leía a un taimado comentarista en Twitter, pasar de estar a punto de gobernar el país más poderoso de la tierra a vender camisetas online. La boutade se refería a la incombustible Hillary que aparece en una foto con una camiseta negra con las palabras 'nasty woman'.

John McCain es uno de los senadores republicanos más influyentes de su partido. Se trata de un héroe de guerra -derribado de su avión en la guerra de Vietnam, logró sobrevivir a pesar de ser hecho preso-, y de un excandidato a la presidencia, cuando se enfrentó a Barack Obama en 2008.

Apoyar el aborto es la decisión "correcta y moral" aseguró la ex candidata demócrata a la presidencia Hillary Clinton durante la gala que celebró Planned Panrethood por sus cien años de vida.

No, en serio, no hay muchos otros si uno es votante o partidario del presidente norteamericano. Por el contrario, si se es del bando de quienes temían su mandato más que un nublado, el mérito de sus primeros cien días es este otro, de no menor peso: no ser, tampoco, Donald Trump.

Obama cobrará 367.000 dólares (400.000 dólares) por dar charlas en un banco de inversiones llamado Cantor Fitzgerald. Un representante del ex presidente de EEUU confirmó que en septiembre, Obama será uno de los oradores en la reunión anual sobre Sanidad organizada por ese banco.

"Un grupo de psiquiatras y psicólogos alerta de los problemas de «salud mental» de Trump". La carta original  la publica -¿quién si no?- el New York Times. ¡Llévense inmediatamente a ese hombre al frenopático!

La izquierda ha caricaturizado a Trump como un dictador grotesco y los gritos ahora son tan fuertes que es casi imposible que los hechos penetren el ruido.